Pásate al MODO AHORRO

El Gobierno vasco amplía el horario de apertura de la hostelería hasta las 10 de la noche

El lehendakari ha anunciado las nuevas medidas del LABI que amplían el horario de establecimientos, actividades culturales, sociales y comerciales

Hostelería Euskadi. /EP
Hostelería Euskadi. /EP

Los bares amplían su horario de apertura hasta las 22.00 horas a partir del domingo en Euskadi. En menos de 48 horas será posible desplazarse a bares, restaurantes y comercios de cualquier municipio de la comunidad que permanecerán abiertos dos horas más de lo permitido hasta ahora. Esta es una de las principales medidas anunciadas por el lehendakari tras la reunión de LABI celebrada este viernes a la que se suman la suspensión del cierre perimetral y la limitación de agrupaciones salvo excepciones como la práctica deportiva, en este caso con un máximo de 6 personas.

El nuevo decreto sustituye al del 27 de marzo y está basado en dos realidades: "el fin del estado de alarma y la decisión del Tribunal Superior de Justicia", ha afirmado Urkullu, que reordena el cese de actividad comercial pero mantiene los aforos y límite de reunión dentro de los locales, así como la prohibición de consumir en barra o de pie.

El decreto que entra en vigor este domingo incorpora previsiones para comuniones, bodas y bautizos y ensayos corales además de playas, piscinas y otras actividades, si bien el LABI apunta a nuevas decisiones en las próximas semanas. El lehendakari apela además a la responsabilidad individual y pide que se mantengan las restricciones de movilidad voluntariamente entre las 23.00 horas y las 6 de la mañana, así como las reuniones a un máximo de cuatro personas para reducir los contagios.

Respecto a la apertura de la hostelería y actividades comerciales, Urkullu habla de "adecuación" al contexto. "Si la decisión del Gobierno es el decaimiento del estado de alarma no nos quedaba otro remedio de pedir la autorización de las medidas consideradas más eficaces", ha afirmado. Ha explicado que hay que "aulimitarse" y ser "autoresponsables"  y el cierre a las diez de la noche responde a "la eficacia de la limitación horaria" ante la movilidad.

Preguntado por las medidas para evitar los botellones, Urkullu ha explicado que se utilizarán las medidas habituales desde el inicio de la pandemia y reitera que "esta prohíbido el consumo de alcohol en la calle", una práctica "insana e insolidaria" que debe evitarse, para lo que apela a la responsabilidad individual.

Marcha atrás a las medidas iniciales

Los expertos han analizado las medidas del nuevo decreto después de que el Tribunal Superior de Justicia diera marcha atrás a las propuestas vinculadas a derechos fundamentales como es el caso del derecho a la libre movilidad o de reunión. Urkullu ha acatado la decisión de la sala presidida por el magistrado Ángel Garrido -la misma que en su día tumbó el cierre de los bares decretado en enero- permitiendo la libre movilidad en el territorio sin un máximo de personas que pueden reunirse en Euskadi, eso sí, al margen de hostelería, comercios y espacios de deporte en los que el lehendakari sí establece límite de agrupación. 

El borrador del decreto elaborado por el Ejecutivo vasco planteaba mantener cierre de la comunidad, reuniones de un máximo de cuatro personas y confinamiento nocturno en el caso de superarse la tasa acumulada de 200 contagios en Euskadi, actualmente por encima de 400. En un segundo punto el texto apuntaba además al confinamiento municipal en los municipios de más de 5.000 habitantes con una tasa de incidencia acumulada superior a 400 por cada 100.000 habitantes. Medidas limitativas a las que ya se había opuesto la fiscalía que ha basado su rechazo en la limitación de derechos constitucionales sin un soporte jurídico como el que brinda el Estado de Alarma. 

Hosteleros piden "cautela"

La decisión del LABI acaba con el periodo de incertidumbre que venían denunciando hosteleros y empresarios vascos hasta la fecha, sin saber cómo podrían desarrollar su actividad a partir del día 9 de Mayo. Desde el Círculo de Empresarios han echado en falta que los partidos políticos "no hayan tomado medidas con anterioridad" para evitar el desconcierto que se ha generado hasta ahora. En la misma línea se manifestaron las asociaciones de hosteleros que reclamaban conocer las medidas cuanto antes calificando la situación de vergüenza sin todavía saber "qué podrán hacer y qué no". En este sentido, el conjunto de hosteleros en Euskadi piden "cautela y prudencia" a la ciudadanía en los próximos días porque "los contagios se van a seguir produciendo", traslada la patronal de hostelería SEA la cual recuerda "que se acabe el Estado de Alarma no significa que acabe la pandemia".     

Lo más leído
Destacados