Pásate al MODO AHORRO

Idoia Mendia: "La destrucción de armas sirve para construir convivencia y memoria"

La vicelehendakari ha afirmado que el acto de destrucción de armas de ETA visibiliza medio siglo de sufrimiento que nunca debió existir

Acto de destrucción de armas del terrorismo en Madrid / EP
Acto de destrucción de armas del terrorismo en Madrid / EP

La vicelehendakari segunda del Gobierno vasco y consejera de Trabajo y Empleo, Idoia Mendia, ha afirmado este jueves en Madrid que el acto de destrucción de armas de ETA visibiliza medio siglo de la historia de los vascos y del sufrimiento que nunca debió existir.

En declaraciones a los periodistas antes de celebrarse el evento, Mendia ha afirmado que es un honor para ella asistir en representación del Ejecutivo vasco "en un día de tan cargado simbolismo y, sobre todo, teniendo en la memoria de las víctimas, que nunca debieron de serlo".

"Hoy, precisamente, asistimos a la destrucción de las armas con las que se mató a tanta gente y que van a servir para construir convivencia y memoria. Ese es el gran valor que tiene el acto de hoy y, aunque sea un acto de simbolismo, tiene una gran carga de profundidad en su significado", ha añadido la también líder del PSE-EE.

La vicelehendakari segunda ha destacado que el acto de hoy hace "visibilizar el final de medio siglo" de la historia de los vascos y "de un sufrimiento que jamás se debería haberse producido". En este sentido, ha subrayado que "nadie debió ser asesinado ni amenazado por estas armas".

"Nadie puede disponer de la vida de nadie, de su integridad ni de su dignidad humana. Y, como vicelehendakari, es el mensaje con el que quiero quedarme detrás de la imagen", ha concluido.

El acto simbólico de destrucción de armas de ETA, el Grapo y otras organizaciones terroristas, ha sido organizado por el Centro Memorial de las Víctimas del Terrorismo y ha estado presidido por el presidente del Ejecutivo central, Pedro Sánchez.

En él se ha procedido a la destrucción con una apisonadora de 1.400 armas en poder de la Audiencia Nacional e incautadas desde 1976. Se trata de armamento que ya ha agotado su recorrido judicial y no sirve como prueba, y que se han trasladado posteriormente a una fundición.

El 90% de estas armas pertenecieron a ETA, mientras que una pequeña parte fueron utilizadas por los Grapo y otros grupos terroristas. En cuanto al tipo de armas, 697 son pistolas, 172 revólveres y 274 subfusiles. El resto son fusiles de asalto, rifles de precisión y escopetas de ánima lisa.

Archivado en:

Lo más leído
Destacados