Pásate al MODO AHORRO

Las instituciones se unen y ensalzan la "presión social" que ha logrado frenar el homenaje a Parot

Los Gobiernos de España y Euskadi se han concentrado en defensa de "las verdades víctimas" para evitar "ofensas hirientes e injustas" como la marcha que iba a celebrarse mañana en Arrasate por el ex etarra

El delegado del Gobierno en Euskadi, Denis Itxaso, y la consejera vasca de Igualdad, Justicia y Políticas Sociales, Beatriz Artolazaba durante el homenaje. / EP
El delegado del Gobierno en Euskadi, Denis Itxaso, y la consejera vasca de Igualdad, Justicia y Políticas Sociales, Beatriz Artolazaba durante el homenaje. / EP

Los gobiernos central y vasco, junto con el Memorial de Víctimas del Terrorismo, se han unido para posicionarse en contra del homenaje programado para mañana al exmiembro de ETA, Henri Parot. Finalmente, dicho homenaje no va a realizarse como estaba planteado por la presión social, política y mediática que había surgido en contra del mismo. No habrá marcha de 31 kilómetros, pero sí una concentración y una manifestación "para denunciar que la ley 7/2003 permite cadenas perpetuas encubiertas". Las instituciones presentes en el acto de hoy han mostrado una clara unidad frente a esta convocatoria y han reivindicado que la "presión social y política" ha sido determinante para que se haya desconvocado la marcha. Han ensalzado que este es el camino para evitar "ofensas hirientes e injustas".

El exterior del Centro Memorial de Víctimas ha sido el escenario del homenaje conjunto que han tributado a los damnificados por los atentados de Parot los ejecutivos central y vasco y los colectivos de víctimas, en el que la consejera de Igualdad, Justicia y Políticas Sociales, Beatriz Artolazabal, el delegado del Gobierno en el País Vasco, Denis Itxaso, y el director del Memorial, Florencio Domínguez, ha leído un comunicado conjunto.

La convocatoria de este acto se formuló como respuesta a la marcha prevista para mañana en Arrasate-Mondragón (Gipuzkoa) organizada por la red de apoyo a presos de ETA Sare para denunciar la ley de cumplimiento íntegro de las penas, que partidos y víctimas han interpretado como un acto de apoyo a Henri Parot, condenado a 4.000 años de cárcel por la comisión de múltiples atentados en los que murieron 39 ciudadanos y 240 resultaron heridos.

Sare ha desconvocado hoy esta marcha, que había sido permitida por la Audiencia Nacional, y la ha sustituido por concentraciones contra la "cadena perpetua", sin hacer alusión expresa a ningún preso de ETA en concreto, para "evitar la confrontación" con las concentraciones convocadas por "Voces contra el terrorismo" a la que acudirá el presidente de Vox, Santiago Abascal, y con la organizada por el PP vasco.

Las instituciones convocantes consideran que la "presión social y política de víctimas organizadas e instituciones" es un "inmejorable instrumento para sembrar la convivencia y evitar ofensas hirientes e injustas" como los recibimientos u "ongi etorri" a los reclusos de ETA, que "infligen un doloroso daño ético y moral a las víctimas", son "una afrenta al conjunto de la sociedad" y evidencian que una parte relevante de esta "no ha asumido la necesaria deslegitimación ética, social y política del terrorismo".

Aseguran que la pedagogía en defensa de los derechos humanos y la exigencia pública de empatía hacia quienes "más han sufrido el zarpazo de la violencia representa el camino a seguir". Opinan que aunque el derecho a la libertad de expresión "ampara" que se reclame la excarcelación de Parot, "elevarle a la condición de mártir no deja de ser profundamente humillante para sus víctimas".

Por ello subrayan que una sociedad "madura y éticamente sana" debe poner en valor "la memoria, la justicia y la reparación para con todas las víctimas de la violencia" y en especial "el recuerdo, el cariño y la empatía con todas y cada una de las 39 víctimas mortales" de este miembro de ETA.

Inciden en que la legislación penitenciaria prevé diferentes mecanismos para lograr la reinserción de los presos, pero dejan claro que es una responsabilidad de cada recluso dar los pasos para lograrla con el cumplimiento "ineludible" de condiciones que pasan por "la autocrítica por el daño causado, el reconocimiento de la injusticia perpetrada y la asunción de la ilegitimidad de la violencia para conseguir objetivos políticos".

Insisten en que del cumplimiento de las penas de los terroristas y de "su voluntad de reinsertarse en la sociedad reconociendo el enorme dolor causado, depende en buena parte que la convivencia se forje sobre bases sólidas", y hacen hincapié en la responsabilidad de "quienes procuraron sustento político y legitimación social" a los terroristas.

Son conscientes de que conseguir una "verdadera convivencia" en una sociedad "profundamente marcada por el terrorismo" llevará "mucho tiempo" y advierten de que para lograrlo "hará falta voluntad y un enorme compromiso ético y pedagógico".

El homenaje ha terminado con la lectura de los nombres de las víctimas de Parot por parte afectados directos por los atentados de este miembro de ETA y por el presidente de la Fundación de Víctimas del Terrorismo, Tomás Caballero, y con una ofrenda floral para cada una de ellas ante un mosaico con sus imágenes colocado en el lugar.

Han asistido también el delegado del Gobierno en Navarra, José Luis Arasti; el director de Derechos Humanos de Navarra, Martín Zabalza; la directora general de Apoyo a las Víctimas del Terrorismo del Ministerio del Interior, Montserrat Torija, y el alcalde de Vitoria, Gorka Urtaran.

Destacados