Pásate al MODO AHORRO

La inversión millonaria a Shesa queda en el aire tras la renuncia del PNV por el gas

El Gobierno vasco analiza el papel de una sociedad que ha perdido su objetivo principal, buscar y extraer hidrocarburos, mientras en la oposición piden ya su "desmantelamiento"

Vista aérea del sondeo Viura, en La Rioja, el único yacimiento activo en el que participa Shesa. SHESA
Vista aérea del sondeo Viura, en La Rioja, el único yacimiento activo en el que participa Shesa. SHESA

El futuro de la Sociedad de Hidrocarburos de Euskadi (Shesa), la empresa pública que iba a realizar el sondeo de gas en Subijana (Álava), ha quedado en el aire tras la aprobación en el Congreso de los Diputados de la primera ley de cambio climático. El Gobierno vasco analiza en la actualidad el papel de esta sociedad, así como los compromisos empresariales que ha ido adquiriendo con los años por si hubiera que redefinirlos, según han avanzado a este diario fuentes del departamento liderado por Arantxa Tapia. Y es que la nueva ley aprobada en el Congreso, que supone un impulso definitivo a las energías renovables, echa por tierra el objetivo principal de 'Shesa', que no es otro que el de buscar y explotar los yacimientos de gas, precísamente una de las actividades que quedarán terminantemente prohibidas en cuanto la ley sea ratificada en el Senado. 'Shesa', que durante décadas ha recibido inyecciones millonarias de dinero público, cuenta con un presupuesto de 6,8 millones de euros para 2021. La oposición ya ha anunciado que el próximo viernes preguntará en el Parlamento vasco por el destino de una sociedad que "ha dejado de tener sentido" al utilizar fondos públicos sin posibilidad de retorno.

La aprobación de la ley de cambio climático ha dinamitado el principal objetivo de 'Shesa': la búsqueda y posterior explotación de yacimientos de gas. La empresa, participada al 100% por el Ente Vasco de la Energía (EVE), nació en 1983 en un contexto energético totalmente diferente al actual, con el gas natural y el resto de hidrocarburos como referentes energéticos. La próxima entrada en vigor de la ley de cambio climático hace prever que esta sociedad tenga un "papel decreciente" a partir de ahora, según han explicado a este diario fuentes que han dirigido el departamento en el pasado, pues las energías renovables, como la eólica o la solar, irán cogiendo fuerza durante esta etapa de transición que se avecina hasta 2050, año en el que la totalidad de la electricidad en España deberá ser generada con fuentes renovables. Fuentes del Gobierno vasco han avanzado este lunes a 'Crónica Vasca' que el departamento de Desarrollo Económico, Competitividad y Medio Ambiente analiza, a día de hoy, tanto la partida presupuestaria asignada para este año a Shesa, como los compromisos que tiene firmados con 'Petrichor' y 'Cambria', sus socios norteamericanos en Subijana, el yacimiento alavés que finalmente no será explorado tras el cambio de criterio 'in extremis' del PNV, que votó a favor de la ley en el Congreso apenas tres horas después de haber anunciado su abstención.

Bildu apuesta por su "desmantelamiento"

Una buena parte de la oposición en el Parlamento vasco considera que el departamento de Arantxa Tapia debe aclarar el futuro próximo de 'Shesa', cuyas explotaciones de gas se limitan a partir de ahora a la que mantiene activa en La Rioja, conocido como 'Viura', un yacimiento que opera junto a Unión Fenosa. El parlamentario de EH Bildu Milkel Otero considera que el Gobierno vasco debería "desmantelar" Shesa tras la reciente aprobación de la ley de cambio climático. "Es lo mejor que podría hacer, pero nos tememos que se agarrará al yacimiento de 'Viura' para no acabar con la sociedad pública", explica Otero en declaraciones a este diario. La coalición abertzale, en cualquier caso, preguntará este viernes sobre el futuro de 'Shesa' en el Parlamento vasco, donde mantendrá una actitud crítica "con el relato" que ha ido articulando el PNV en los últimos días. "Nos dicen que la no exploración de Subijana se debe a la responsabilidad patrimonial, pero no es cierto", entiende Otero, que recuerda que la formación jeltzale llegó a enmendar la ley de cambio climático "para mantener vivo hasta última hora su deseo de sondear y explotar el subsuelo de Subijana".

El sondeo 'Viura' es la única concesión de explotación que ha obtenido Shesa de los 16 permisos de investigación que le han sido otorgados. La exploración en Subijana, por su parte, tenía previsto un presupuesto de 19,2 millones de euros y contaba con un plazo de ejecución de dos años. Todas estas previsiones deberán ser reestructuradas tras la renuncia a la exploración. Sobre esto último preguntará también Elkarrekin Podemos este viernes en el Parlamento vasco. "Entendemos que es importante que el Gobierno vasco aclare qué decisiones políticas va a adoptar, a partir de ahora, para adaptarse a las nuevas exigencias establecidas en la ley de cambio climático", precisaban este lunes fuentes de la formación morada.

Lo más leído
Destacados