Pásate al MODO AHORRO

Iturgaiz apunta a la responsabilidad de EH Bildu por su "silencio y no condena" al ataque a su hijo

Mikel Iturgaiz sufría insultos y amenazas por su lazo familiar con el dirigente popular durante un partido de fútbol el pasado sábado

El presidente del PP vasco, Carlos Iturgaiz. / EFE
El presidente del PP vasco, Carlos Iturgaiz. / EFE

El presidente del PP vasco, Carlos Iturgaiz, se ha mostrado orgulloso del comportamiento de su hijo, al que insultaron e intentaron agredir mientras disputaba un partido de fútbol, y ha destacado la "responsabilidad" de EH Bildu por su "silencio" y "no condena" de los hechos.

El pasado sábado 26 de junio, Mikel Iturgaiz, hijo del presidente del PP vasco, denunciaba los insultos y las amenazas sufridas mientras jugaba un partido de fútbol en un campo de Gernika. Allí, un grupo de espectadores le llegaron a gritar "¡fachita de mierda, te vamos a matar! ¡Te vamos a quemar vivo con tu puto padre!", frases que están recogidas en el acta arbitral en el que también constan escupitajos y hasta el lanzamiento de un bote.

Carlos Iturgaiz se ha mostrado "orgulloso" del comportamiento de su hijo, "que en ningún momento cayó en la provocación "de los radicales" durante las amenazas y el acoso que sufrió, y ha elogiado su "valentía". A su juicio, el ataque sufrido por su hijo no fue "casual" sino "predeterminado" y "orquestado" porque, desde calentamiento previo al encuentro, "ya empezaron las amenazas y el acoso".

Y es que, según expresaba el propio joven', la presión comenzó nada más arrancar salir al campo mientras calentaba cuando un grupo de aficionados locales, fuera del estadio, empezó a increparle por su lazo familiar con el dirigente popular. "Cada vez que atacaba en ese área era un acoso total, un infierno", cuenta Mikel Iturgaiz. Por ello, decidió, a los diez minutos de partido, dirigirse al árbitro para que tomara nota de lo que estaba pasando. "Me gritaban que tuviera cuidado al salir, que mirara bien el coche, que mi padre es un no sé qué y un no sé cuántos... No voy a tolerar que me acosen por ser hijo de Carlos Iturgaiz, ni antes ni ahora. Estamos en pleno siglo XXI", decía el joven de 23 años.

El dirigente de los populares vascos ha agradecido las muestras de apoyo recibidas y ha destacado que no le ha "llamado nadie" de la izquierda abertzale. "Algunos se retratan", ha apuntado, a la vez que ha afirmado que EH Bildu no ha condenado lo ocurrido porque "está instalada en las antípodas de la paz de la libertad y la democracia". De hecho, EH Bildu ya se ha desmarcado de la primera declaración insitucional contra lo sucedido que ha sido la del Ayuntamiento de San Sebastian. Allí, todos los grupos municipales, a excepción de la izquierda abertzale, han expresado su "rotunda condena y repulsa" al "acoso" sufrido por el joven de 23 años. Repite así el mismo camino que con García Calvo cuando no lo "condenó" en ninguna de las instituciones públicas.

En su opinión, "cuando esos radicales" amenazan a Iñaki García Calvo, exconcejal del PP en el Ayutamiento de Vitoria que sufría una agresión hace un mes; a la Ertzaintza o a su propio hijo, comprueban que la coalición soberanista "no lo condena" y "se jactan" porque ven que "sus jefes políticos lo aplauden y no lo van a recriminar".

"El silencio y la no condena de Bildu es terrible, es la tragedia en esta tierra. Cada uno tiene que tener la responsabilidad, y la responsabilidad mía es pedir tolerancia, respeto, pluralidad y libertad. A otros habrá que señalarles y decirles por qué siguen repitiendo los tics del pasado", ha concluido.

Desde los populares vascos, ya han anunciado que presentarán en todas las instituciones, en las que tienen presencia, una declaración de condena por estos hechos. Hasta el momento, todos los partidos políticos, a excepción de EH Bildu, han condenado las amenazas e insultos al hijo de Iturgaiz.

Archivado en:

Lo más leído
Destacados