Pásate al MODO AHORRO

Un juzgado investiga la persecución del Ayuntamiento de Zamudio al vecino al que acosa hace 15 años

Ayuntamiento de Zamudio / EP
Ayuntamiento de Zamudio / EP

Un juzgado de Bilbao investiga la nueva persecución del Ayuntamiento de Zamudio (Bizkaia) a un vecino a quien acosa desde hace 15 años. El Consistorio, dirigido por Igoitz López (PNV), ha aprobado un decreto para declarar público un camino al lado del domicilio de José María Zarate, donde se encuentra la raíz del conflicto. El vecino instaló en 2006 unas estacas para delimitar su propiedad, que fueron derribadas ilegalmente por la entonces alcaldesa Sorkunde Aiartza (PNV). Por esa decisión, fue condenada por prevaricación e inhabilitada durante nueve años para cualquier cargo público, y las estacas tuvieron que reponerse.

Desde entonces la persecución a Zarate por parte del Consistorio ha sido continuada. Solo en la gestión para declarar el camino público, el Ayuntamiento se ha gastado hasta finales de 2018 más de 12.500 euros, según ha certificado el interventor municipal.

Los problemas del vecino con el ayuntamiento se remontan a 2001, cuando empezó a quejarse por el tráfico pesado que pasaba por el camino vecinal junto a su caserío de Zamudio: debido a la estrechez de la calzada, los camiones invadían sus terrenos. Entre 2004 y 2006 se reunió hasta seis veces con el Ayuntamiento para buscar una solución. El aparejador municipal le aconsejó delimitar sus tierras con unas estacas. En 2006 pidió la licencia municipal de obras, pero no recibió respuesta en ocho meses.  Acogiéndose al silencio administrativo positivo, colocó 43 estacas.

Entonces no hubo silencio municipal. El primer día de las obras, la entonces alcaldesa, Sorkunde Aiarza (PNV), apareció en su caserío para decirle que no podía hacer nada y dictó un decreto para derribar las estacas en solo cinco días. Sin transcurrir ese periodo, convocó una comisión municipal y acordó la demolición, pese a que había sido advertida tanto por una funcionaria como por la Ertzaintza de que el afectado había interpuesto una denuncia en el juzgado. En 2010 un juzgado le condenó por prevaricación, un fallo confirmado en 2011 por la Audiencia de Bizkaia ya que ordenó los derribos “a sabiendas de su manifiesta ilegalidad” y de “forma arbitraria”. Sorkunde Aiarza fue además inhabilitada durante 9 años para cualquier cargo, lo que, además de dejar la alcaldía antes de terminar su mandato, le impidió concurrir, como había previsto su partido, el PNV, a las Juntas Generales de Bizkaia. Pocos meses después, fue nombrada directora del Museo de Reproducciones Artísticas de Bilbao, un centro cultural propiedad del Ayuntamiento y la Diputación, gobernados por los peneuvistas. La oposición protestó, pero permanece en el cargo.Las dos sentencias judiciales que condenador a la exalcaldesa fueron incumplidas por el ayuntamiento de Zamudio, que hasta tres años después, en 2014, no aprobó la licencia de obras y la recolocación de las estacas. Pero meses después, el alcalde Igoitz López informó a Zarate que el conflicto continuaba abierto “a instancias de varios vecinos” y no ha facilitado a día de hoy la licencia de fin de obra.

Desde entonces, la estrategia del Consistorio se ha dirigido a querer demostrar que el camino es público (cuando las sentencias judiciales que condenaron a la anterior alcaldesa señalan que es un camino de titularidad privada, algo también ratificado en el catastro) con la intención final de volver a derribar las estacas. Desde 2018 ha abierto varios expedientes sobre el camino y finalmente a principios de año, en febrero, el pleno municipal de Zamudio (gobernado con mayoría absoluta del PNV) aprobó declarar el camino como público.

El vecino está convencido de que, con esta declaración, el Consistorio quiere volver a ordenar la retirada de las estacas que ya le costaron el cargo a la entonces alcaldesa hace 10 años. Por ello, el pasado 13 de noviembre interpuso un recurso contencioso administrativo contra el acuerdo del Ayuntamiento.

El juzgado de lo contencioso administrativo 5 de Bilbao tiene abierta una investigación desde el pasado 20 de noviembre y ya ha solicitado al Ayuntamiento de Zamudio todo el expediente administrativo. 

Destacados
Lo más leído