Pásate al MODO AHORRO

La Ley vasca de Memoria Histórica prevé multas de 150.000 euros por ocultar o destruir información

La normativa ropone un día anual de homenaje a las víctimas del franquismo y desarrolla herramientas didácticas para recoger en el curriculum vasco

 El Lehendakari, Iñigo Urkullu, en la exhumación de una fosa de víctimas del franquismo. / EP
El Lehendakari, Iñigo Urkullu, en la exhumación de una fosa de víctimas del franquismo. / EP

El Gobierno vasco ha dado luz verde al plan de regulación de las políticas públicas relacionadas con la Memoria Histórica y democrática de Euskadi en el que se incluye un régimen sancionador, que se traducen en multas entre 10.000 hasta los 150.000 euros en el caso de las infracciones muy graves y hasta 2.000 para infracciones menores.

El Anteproyecto nace con el doble objetivo de promover la reparación moral y la recuperación de la memoria personal y familiar de quienes padecieron persecución o violencia por razones políticas, ideológicas, o de creencia religiosa y "fomentar los valores y principios democráticos frente a la exclusión e intolerancia", ha expresado la consejera de Igualdad, Justicia y Políticas Sociales, Beatriz Artolazabal. En este contexto, la norma facilitará el conocimiento de los hechos acaecidos en el período que abarca la guerra civil, la dictadura franquista y la transición a la democracia, además de contar con un régimen sancionador en el que se establecen infracciones muy graves, leves, graves y muy graves.

Estas últimas contemplan, por ejemplo la destrucción de fosas de víctimas de la Guerra Civil, y la destrucción y ocultación de documentos relevantes para la investigación y conocimiento de la verdad. Entre las graves destacan la no comunicación de hallazgos de restos humanos; las manifestaciones que atenten contra las víctimas de la Guerra Civil y la dictadura y los actos de conmemoración o exaltación del golpe militar de 1936 y la dictadura que ascienden de los 2.000 a los 10.000 euros y de los 200 a los 2.000 en caso de infracciones leves.

Día de homenaje a las víctimas

El Instituto de la Memoria, la Convivencia y los Derechos Humanos, Gogora, ha sido el órgano encargado de la tramitación del proyecto que "viene a reforzar de marco normativo y vendrá a impulsar nuevas iniciativas tales como el establecimiento de un día anual de homenaje a las víctimas de la guerra civil y la guerra franquista", así como la creación centro documental memoria histórica, la creación de un Catálogo de itinerarios y espacios de Memoria Histórica de Euskadi y su régimen de protección y conservación o la creación de un registro de entidades de Memoria Histórica y una Comisión Asesora, a las que se suma el nuevo espacio expositivo en la sede de Gogora.

En concreto, su elaboración se basa en el derecho a la verdad, de justicia y al reconocimiento y reparación moral, efectiva y proporcional a la gravedad de la violación y al daño sufrido, así como en los valores democráticos de concordia, convivencia, pluralismo político, defensa de los derechos humanos, cultura de paz e igualdad de hombres y mujeres. Artolazabal ha subrayado que el proyecto aprobado hoy “mira al pasado, pero sobre todo mira al futuro de Euskadi. Un futuro con memoria, porque la verdad es la mejor garantía para la justicia y para la no repetición. Y la memoria, la verdad, la justicia y la no repetición son patrimonio democrático”.

La consejera ha recalcado que la nuevo norma "no inicia la actuación pública e institucional en esta materia" sino que supone un nuevo paso que consolida y amplia el volumen de actuaciones desarrolladas "a finales de los 70 y principios de los 80". Asimismo, ha recordado el proceso de investigación para identificar las hasta 20.000 víctimas vascas que se produjeron en la Guerra Civil, así como un mapa de fosas y el acompañamiento a las familias que desean solicitar la exhumación de un ser queridos enterrado en el Valle de los Caídos.

Archivado en:

Lo más leído
Destacados