Pásate al MODO AHORRO

La Mesa del Parlamento vasco rechaza habilitar enero para debatir en pleno las medidas antipandemia

EH Bildu y Podemos pedían debatir sobre las medidas para hacer frente a la crisis sanitaria, pero el Gobierno vasco mantiene tan solo las comparecencias de la consejera Sagardui

Pleno en el Parlamento vasco. / EP
Pleno en el Parlamento vasco. / EP

La Mesa del Parlamento vasco ha rechazado habilitar este mes de enero para poder debatir en pleno sobre las distintas medidas a aplicar por la situación de la emergencia sanitaria derivada de la covid-19 como pedían EH Bildu y Elkarrekin Podemos-IU. Finalmente, la Mesa ha decidido no aceptar el debate de esas iniciativas en enero "al no haber sido calificadas como urgentes las proposiciones no de ley". Varias formaciones políticas se han manifestado en los últimos años a favor de iniciar la actividad ordinaria tras el periodo navideño, pero a la hora de la verdad nadie da un paso adelante para reformar el Reglamento del Parlamento que también establece que julio y agosto sean meses inhábiles.

EH Bildu y Elkarrekin Podemos-IU solicitaron la semana pasada incluir en el orden del día de la Cámara para este mes varias iniciativas relacionadas con el refuerzo de la atención primaria, la instalación de medidores de CO2 en las aulas, la cobertura de bajas del profesorado y ayudas a las familias para la conciliación de la vida laboral y familiar, así como a empresas y autónomos. La petición la realizaron conjuntamente, ya que el cambio del Reglamento requiere de la firma de al menos un tercio de la Cámara, 25 escaños.

Ambos grupos políticos han criticado en un comunicado conjunto al PNV y al PSE, que cuentan con mayoría absoluta en la Mesa, por tumbar esta solicitud lo que a su juicio resulta "incomprensible" cuando la situación sanitaria y social "es tan delicada que requiere de medidas urgentes". A juicio de estas formaciones de izquierdas, que "la Cámara esté cerrada hasta febrero es una forma de acallar a una sociedad que ni entiende ni comparte la gestión que el Gobierno Vasco está haciendo en relación con la pandemia". 

Por reglamento, el mes de enero es habitualmente inhábil en el Parlamento Vasco, aunque para este año se mantiene una pequeña actividad, Excepcionalmente y con motivo de la gravedad de la situación epidemiológica en Euskadi, la consejera de Salud, Gotzone Sagardui, mantiene sus comparecencias para informar sobre la pandemia. Para ello, los grupos del PNV y PSE registraron una petición en diciembre para posibilitar que Sagardui puedan seguir informando a los grupos sobre la evolución de la pandemia.

Aparte de estas dos comparecencias previstas para que Salud informe sobre la pandemia, poco o nada más de trabajo sobre la mesa de la Cámara vasca que iniciará su periodo legislativo el 3 y 4 de febrero, 42 días después del último pleno celebrado el pasado 23 de diciembre en el que se aprobaron los presupuestos vascos.

El País Vasco no es la única comunidad en la que su Parlamento se toma un mayor periodo de vacaciones, ya que los meses de enero, julio y agosto son inhábiles también en los territorios de Madrid, La Rioja, Asturias, Cantabria, Castilla y León, Murcia e Islas Baleares; pero otros parlamentos como el de Navarra mantiene un ritmo ordinario de trabajo en este primer mes del año. Está claro que una cosa son las intenciones y otra muy diferente la voluntad real de los políticos para modificar el punto de la duración de los periodos de sesiones sus reglamentos, que son aquellos en los que las Cámaras trabajan normalmente. 

 

Lo más leído
Destacados