Pásate al MODO AHORRO

Nuevo choque entre el PNV y la izquierda abertzale por las pintadas contra batzokis y Ertzaintza

El PNV trata de enmarcar a EH Bildu en su pasado violento para frenar el crecimiento electoral de los abertzales y su 'asalto' a las instituciones vascas

El vicelehendakari primero del Gobierno Vasco y consejero de Interior, Josu Erkoreka. / EP
El vicelehendakari primero del Gobierno Vasco y consejero de Interior, Josu Erkoreka. / EP

El PNV y EH Bildu han vuelto a enzarzarse por las declaraciones de Arnaldo Otegi en las que emite un tibia y cínica condena por los ataques a los batzokis del PNV. El recién reelegido líder de la izquierda abertzale (IA) ha llegado a decir esta semana que está en desacuerdo con que "se hagan cosas" a las sedes de los partidos, sin citar expresamente los ataques con pintura, para a renglón seguido acusar al propio PNV y al Gobierno vasco de utilizar estos actos violentos de "tinta de calamar para desviar la atención de las cosas relevantes que pasan en el país".

Dentro de la pugna que mantienen ambos partidos, y con paneles electorales que acercan a la IA al Gobierno en Gipuzkoa y a plantear un posible tripartito de izquierdas en Euskadi -rechazado por ahora por el PSE-, el PNV ha salido a recordar el pasado violento de gran parte de EH Bildu. El vicelehendakari y consejero vasco de Seguridad, Josu Erkoreka, ha afirmado en una entrevista a Onda Vasca, emisora afín a su partido, que le resulta "inimaginable e inconcebible" que la "campaña" desarrollada contra la Ertzaintza y el PNV "no cuente con la aquiescencia de la izquierda abertzale". En su opinión la "animosidad" de la izquierda abertzale hacia "algunas instituciones básicas y del autogobierno" le inhabilita para "asumir las riendas del Gobierno", pese a reivindicarse "como alternativa".

 "Una cosa que llama la atención en el terreno estrictamente político", en alusión al hecho de que "una formación política se reivindique como alternativa de Gobierno y al mismo tiempo esté manifestando una animosidad tan relevante, una animadversión tan contundente y abierta contra una de las instituciones del país, uno de los pilares del autogobierno, como es la Ertzaintza", recoge Europa Press.

Según ha recordado, "todo empezó con unas declaraciones", del coordinador general de EH Bildu, Arnaldo Otegi, en las que se afirmaba "que una gran parte de la sociedad vasca rechaza a la Ertzaintza", a la que siguió "una campaña de carteles y a través de twitter" en las que se lanzó "un mensaje explícito de odio contra la Ertzainta", que afirmaba que "todos odiamos a la Policía".

"Uno se pregunta, ¿Cuál es el tercer paso? Si empezamos descalificando al conjunto de la Ertzaintza, si después formulamos explícitamente un discurso contra la Ertzaintza, el tercer paso a dónde vamos?, se ha preguntado

Erkoreka ha criticado que, "al mismo tiempo, se esté reivindicando como alternativa de Gobierno una formación política que no es capaz de despegarse de su pasado y que todavía mantiene una animosidad tan rotunda, tan visceral, tan poco matizada contra la Ertzaintza, es lo que llama la atención".

Josu Erkoreka también ha aludido a la afirmación de Otegi ante las pintadas a los batzokis asegurando que está en desacuerdo "con que se hagan cosas" a sedes de partido políticos. "Esos desmarques que no entrañan una desautorización clara, explícita, y una orden... porque todos sabemos que las juventudes oficiales de la izquierda abertzale no se mueven sin el visto bueno de sus mayores. Es una organización que no se caracteriza precisamente por su falta de control interno en relación con el alcance y límite de las actuaciones de las personas y colectivos que integran el colectivo", ha señalado.

Archivado en:

Lo más leído
Destacados