Pásate al MODO AHORRO

La oposición tacha de "improvisación y despropósito" las medidas de Urkullu contra la covid

Para EH Bildu, se está ante una cuarta ola que será "muy violenta" y frente a ello en Euskadi se "improvisa y se está a la cola a la hora de vacunar".

El parlamentario del PNV Luis Javier Telleria, este jueves en la tribuna de oradores del Parlamento vasco. EUSKO LEGEBILTZARRA
El parlamentario del PNV Luis Javier Telleria, este jueves en la tribuna de oradores del Parlamento vasco. EUSKO LEGEBILTZARRA

EH Bildu, Elkarrekin Podemos y PP+Cs han criticado las nuevas medidas adoptadas por el Gobierno vasco para luchar contra la pandemia, que han considerado una "improvisación y un despropósito", mientras que los partidos que conforman el Ejecutivo, PNV y PSE, han alegado que se vive una situación que cambia a diario. En declaraciones a Radio Euskadi, recogidas por Europa Press, los parlamentarios vascos han analizado el impacto de la pandemia y las nuevas medidas anunciadas este viernes por el lehendakari, Iñigo Urkullu, para evitar un incremento de los contagios durante la Semana Santa.

En este sentido, la parlamentaria del PNV Leixuri Arrizabalaga ha sostenido que las decisiones adoptadas se basan en recomendaciones científico-sanitarias del LABI, así como en las previsiones del plan Bizi Berri III, por lo que, a su juicio, se han dado "pocas sorpresas". "La presión hospitalaria es alta y la variante británica preocupa mucho", ha advertido, para añadir que el Ejecutivo responde "atendiendo a una situación muy cambiante en toda Europa".

En esta línea, ha valorado que en cada momento el equipo técnico y sanitario del LABI analiza la situación y se ponen en marcha las medidas que el plan Bizi Berri III tiene preestablecidas, por lo que "no hay improvisación o despropósito" alguno. Respecto al hecho de que se permita que quien disponga de reservas de alojamiento con pernoctación, realizadas antes del 26 de marzo, y para el periodo comprendido entre el 1 y el 11 de abril, puedan desplazarse, la representante jeltzale ha recordado que semana atrás el Ejecutivo rogó que la ciudadanía no se moviera, pero las reservas para la Semana Santa era "una cuestión que había que valorar".

Por último, ha valorado que se registrara este viernes en el Parlamento la proposición de ley de medidas para la gestión de la pandemia covid-19, que permitirá a Euskadi contar con una ley antipandemia, ya que aunque existen "herramientas efectivas para luchar contra la pandemia, se necesitan más". "Apelamos a la oposición para que arrimen el hombro y esperemos que podamos entre todos sacarla adelante", ha finalizado.

Técnicos contra políticos

Por su parte, la parlamentaria de EH Bildu Nerea Kortajaera ha afirmado que lo ocurrido durante los últimos días ha sido un "despropósito", después de que el LABI técnico dijera que no son necesarias nuevas medidas y 24 horas más tarde Urkullu llamase al LABI institucional. "El Gobierno, que decía que no hacían faltan nuevas restricciones 24 horas antes, adelanta limitaciones a la movilidad y luego resulta que se decide salvar la Semana Santa publicando el listado de municipios hoy en lugar del martes, y ofreciendo excepcionalidades a quien ha hecho reservas", ha reprobado.

A su juicio, se está ante una cuarta ola que será "muy violenta" y frente a ello en Euskadi se "improvisa y se está a la cola a la hora de vacunar". "No hay quien entienda esto. Hay que ser claros y coherentes, informar bien y no generar confusión", ha remarcado. Además, ha considerado que es una "curiosa forma" de reducir la movilidad permitir hacerlo a quien tenga reservas para la Semana Santa, lo que supone "premiar a quien había decidido moverse". Además, ha recordado que se ha realizado desde el Departamento una campaña para promover el turismo interno y se ofrecen bonos, lo que representa "incoherencias" y genera "un desorden total".

Por último, ha advertido de que la futura ley vasca antipandemia no parece que vaya a responder a las "necesidades de soberanía" que se dan y que han "quedado en evidencia" durante la pandemia. "Si es una ley que sirve para dotarnos de un colchón jurídico viene, como mínimo, un año tarde", ha finalizado.

Situación cambiante

Desde el PSE, el portavoz parlamentario Eneko Andueza ha afirmado que a nadie se le puede pasar por la cabeza que el lehendakari esté tomando decisiones de manera "caprichosa", pero se vive ante una situación "cambiante que obliga a tomar decisiones". "No creo que el Ejecutivo actúe de manera irresponsable sino diligente ante una situación que varía de un día a otro", ha expresado, para añadir que la sociedad vasca "tiene claras las restricciones". A su entender, para la oposición, haga lo que haga el Gobierno "siempre habrá algo que esté mal" y ha defendido que existen sectores económicos que deben ser reactivados. Además, ha defendido que la campaña del Departamento Turismo está basada "en la prudencia".

Por último, ha destacado que la proposición de ley antipandemia busca sacar partido al autogobierno y "dotar de seguridad jurídica a las decisiones que adopte el Ejecutivo para que no haya dudas". "Clarifica muchas cosas porque ordena las medidas a tomar en función de los niveles de alarma", ha añadido, al tiempo que ha confiado en que se apruebe con la "concurrencia de los partidos de la oposición".

"Improvisación"

La parlamentaria de Elkarrekin Podemos-IU Isabel González ha afirmado por su parte que sorprende que hace solo tres semanas el lehendakari decidiera abrir toda la Comunidad Autónoma, lo que demuestra que pecó de "falta de cautela". Asimismo, ha denunciado la "evidente improvisación" que se da a la hora de adoptar nuevas medidas de lucha contra la pandemia y ha advertido de que se produce una "descoordinación en el LABI".

González ha recordado que a mayor movilidad se producen "más contagios y muertes" y ha sostenido que con la decisión tomar como referencia los datos de este sábado para cerrar municipios se busca "salvaguardar las grandes capitales". "Es una temeridad habida cuenta de que la movilidad será mayor. El Gobierno Vasco antepone la economía a la salud de la población", ha aseverado.

En lo que se refiere a la ley antipandemia, ha considerado "sorprendente" haberse enterado de la misma a través de una rueda de prensa mientras PNV y PSE piden "unidad y arrimar el hombro". "Una iniciativa de estas características sin hablar antes con los grupos y poderla presentar conjuntamente. No hemos tenido tiempo de analizarlo pero lo haremos", ha finalizado.

Por su parte, la parlamentaria de PP+Cs Laura Garrido ha considerado que se está produciente "demasiada confusión" en relación a las medidas y también ha defendido que parece que el LABI técnico está supeditado al político y las decisiones no parecen "amparadas por criterios científicos". Tras denunciar que Jonan Fernández no tiene un perfil técnico como para presidir el LABI, ha reprobado la "improvisación y vaivenes" que se dan y el hecho de que se "criminalice a la hostelería".

"No se ha demostrado que los contagios se producen en el entorno de la hostelería. Si se cierran los bares la gente se reúne en las casas donde se relajan más las medidas", ha argumentado, para insistir en que Euskadi está "a la cola de la vacunación y a la cabeza de los contagios", lo que demuestra que algo se ha hecho mal. Además, ha apostado por buscar un equilibrio entre "salud y economía" y ha recordado que el Tribunal Superior de Justicia del País Vasco "ya dio un varapalo al Gobierno vasco" en lo referido al cierre de centros hosteleros.

Destacados
Lo más leído