Pásate al MODO AHORRO

La ordenación de los proyectos renovables se queda fuera del Pacto de la Energía del Parlamento

EH Bildu alcanza un acuerdo con los partidos que apoyan al Gobierno, PNV y PSE, para elaborar una estrategia para la transición energética.

Parque Eólico. / EP
Parque Eólico. / EP

El pleno del Parlamento vasco aprobará hoy una enmienda impulsada por EH Bildu que se ha adecuado para contar con el apoyo de los partidos que conforman el Gobierno, PNV y PSE. Se trata del Pacto de la Energía que buscará fijar la estrategia vasca para la transición hacia la descarbonización y el impulso de las energías renovables. El acuerdo esquiva uno de los temas más peliagudos del debate político que es el de la ordenación del territorio para fijar dónde qué proyectos renovables se pueden desarrollar. A las discusiones sobre los parques eólicos previstos en Álava se ha añadido una carrera de diversos agentes por desarrollar proyectos fotovoltaicos que escapan a la regulación del Plan Territorial Sectorial (PTS) de energías renovable, actualmente en elaboración. 

Este elemento ha venido enfrentando a los partidos del Gobierno con la oposición, especialmente con EH Bildu que ha venido criticando la proyección de parques eólicos en Zonas de Especial Conservación (ZEC) o la falta de control de iniciativas fotovoltaicas en la Llanada alavesa. El Gobierno, por su parte, ha defendido la necesidad de avanzar en la generación de energía apoyada en fuentes renovables y confía en los estudios medioambientales que está realizando ahora la Diputación Foral de Álava. 

El Pacto de la Energía continúa los pasos de la pasada legislatura cuando se aprobó la Ley vasca de Sostenibilidad Energética. La medida que ratificará el Legislativo vasco impulsará la creación de una Ponencia en el Parlamento donde acudirán expertos, agentes sociales y responsables de otras administraciones para ayudar a fijar la hora de ruta para alcanzar los objetivos marcados por el Gobierno vasco para duplicar los 580 MW actuales de generación renovable, que suponen el 8% del total, en 1,15 GW en 2030. Para ese año la cuota de renovables deberá también alcanzar en el consumo energético de los vacos un 32%. Eso requiere llegar al 2024 con un 20%.

El parlamentario de EH Bildu, Mikel Otero ha considerado muy "importante" el acuerdo con los partidos que integran el Gobierno Vasco ya que es "urgente avanzar en estrategias de descarbonización claras y en una planificación porque en la actualidad no se están consiguiendo avances en Euskadi en materia de reducción de emisiones que están por encima de la media europea". 

Por su parte, el parlamentario del PNV, Unai Grajales, ha celebrado el acuerdo con EH Bildu porque supone construir consensos para avanzar en la transición energética y en el uso de las fuentes renovables.

Archivado en:

Lo más leído
Destacados