Pásate al MODO AHORRO

Otegi coge vuelo en el "albatros togado"

EH Bildu aprovecha la polémica sentencia del TS para presentarse como víctima política de una "persecución del Estado" auspiciada por la extrema derecha española

Arnaldo Otegi, este martes junto a Rafa Díez Usabiaga, Arkaitz Rodríguez, Sonia Jacinto, Miren Zabaleta y otros dirigentes de la coalición abertzale. EH BILDU
Arnaldo Otegi, este martes junto a Rafa Díez Usabiaga, Arkaitz Rodríguez, Sonia Jacinto, Miren Zabaleta y otros dirigentes de la coalición abertzale. EH BILDU

Arnaldo Otegi ha comparecido este martes en Donostia para analizar la sentencia del Tribunal Supremo que obliga a repetir el juicio por el 'caso Bateragune' en la Audiencia Nacional. El coordinador general de EH Bildu no estuvo solo en la comparecencia. Apareció arropado por el resto de condenados -Rafa Díez Usabiaga, Arkaitz Rodríguez, Sonia Jacinto y Miren Zabaleta- y otros dirigentes de la izquierda abertzale, entre ellos la portavoz en el Parlamento vasco, Maddalen Iriarte. La imagen grupal reforzó un discurso, el de Otegi, que en ningún momento entró en el análisis jurídico de una sentencia que definió de "aberración", aunque no haya sido notificada todavía íntegramente. Otegi enmarcó el fallo, desde el primer minuto, en clave política, nunca en la judicial. La sentencia estaría enmarcada, según él, en una "operación" impulsada por la extrema derecha española para desestabilizar el "actual escenario político en el Estado". La resolución, por tanto, iría más allá de él y los otros cuatro condenados. Iría contra la coalición abertzale justo en el momento en el que ha decidido hacer política en el Congreso de los Diputados y apoyar los Presupuestos del Gobierno de Pedro Sánchez.

La mano de la extrema derecha

Otegi ve en la resolución la mano de la extrema derecha, que estaría deseando "criminalizar el liderazgo de la izquierda independentista vasca", con Vox ejerciendo de acusación popular -la formación de Abascal fue la que reclamó la repetición del juicio-, y la Fiscalía siguiendo sus pasos. Las circunstancias que rodean a esta sentencia inédita le permiten a Otegi vislumbrar una "contrareforma", promovida por "sectores muy poderosos" en España, que desean situar a los ciudadanos "antes de la Constitución del 78". Ahí estarían "los de la plaza de Colón, los militares que han hecho cartas, la judicatura y los medios de comunicación de la derecha extrema". Colectivos que no podrían "soportar" que EH Bildu crezca electoralmente en Euskadi, influyendo con sus cinco diputados en el Gobierno central. Hay "albatros militar, hay un albatros mediático y hay un albatros togado" del que, en opinión de Otegi, forma parte el Tribunal Supremo.

Y el coordinador general de EH Bildu se ha subido al "albatros togado" para coger vuelo político. Otegi ha insistido en que la pretensión del TS es que la formación soberanista no siga "el camino" que ha emprendido, "que da frutos", que les hace "crecer" elección tras elección, que les lleva a ser cada vez "más determinantes en muchos ámbitos". Es decir, el camino de la política que en la actualidad les permite ser una formación influyente en Madrid. "Algo debemos estar haciendo muy bien para que haya esta persecución del Estado", ha opinado el lider de la izquierda abertzale, quien ha subrayado que "nadie nos va a desviar de las decisiones que adoptamos, que pierdan toda esperanza de sacarnos de ese camino". Otegi cree que tras la repetición del juicio se encuentra el papel que EH Bildu ha jugado recientemente en la aprobación de los Presupuestos Generales del Estado. Unas cuentas que estarían siendo sometidas a muchas lecturas, las habituales del Congreso y el Senado, y también "las de los militares en la reserva, que han presentado enmienda a la totalidad, y también el Tribunal Supremo ha presentado una enmienda a la totalidad, porque no le gusta lo que está pasando".

Archivado en:

Destacados
Lo más leído