Pásate al MODO AHORRO

El Parlamento vasco mantiene el mes de enero como periodo inhábil

La actividad parlamentaria baja considerablemente al ser el primer mes del año inhábil para celebrar plenos y comisiones

Pleno en el Parlamento vasco. / EFE
Pleno en el Parlamento vasco. / EFE

El Parlamento vasco inicia el nuevo año alargando en buena medida el periodo vacacional navideño, ya que la actividad parlamentaria en el mes de enero baja considerablemente, se puede decir que es prácticamente mínima. Y es que según el reglamento de la Cámara vasca, el primer mes del año es inhábil para celebrar plenos y comisiones. Si echamos un vistazo a la agenda parlamentaria para este mes de enero comprobamos la escasez de trabajo en la Cámara vasca.

El próximo lunes día 10, hay una comisión de Salud y, el martes 11, reunión de la Mesa del Parlamento que establecerá el calendario y la agenda de las próximas citas parlamentarias, entre ellas el siguiente pleno que se celebrará ya en febrero, más de un mes después del último del pasado 23 de diciembre. Aparte de estas dos citas, tan sólo se mantienen las ponencias para definir las bases del acuerdo sobre el futuro sistema educativo y para la reactivación económica de la comarca del Bajo Deba, así como el seminario de derecho parlamentario y una recepción al embajador de Turquía en España. 

Varias formaciones políticas se han manifestado en los últimos años a favor de iniciar la actividad ordinaria tras el periodo navideño, pero a la hora de la verdad nadie da un paso adelante para reformar el Reglamento del Parlamento que también establece que julio y agosto sean meses inhábiles. Excepcionalmente y con motivo de la gravedad de la situación epidemiológica en Euskadi, la consejera de Salud, Gotzone Sagardui, mantendrá sus comparecencias en enero para informar cada 15 día sobre la pandemia. Para ello, los grupos del PNV y PSE registraron una petición en diciembre para posibilitar que Sagardui puedan seguir informando a los grupos sobre la evolución de la pandemia. Una petición que contaba con la firma de un tercio de los parlamentarios, tal y como determina el Reglamento del Parlamento, dentro de "una medida extraordinaria" decretada por la emergencia sanitaria para que el Parlamento, fuera de sus periodos ordinarios y en cumplimiento de la legislación en vigor, "esté activo y centrado en la actual crisis sanitaria".

El País Vasco no es la única comunidad en la que su Parlamento se toma un mayor periodo de vacaciones, ya que los meses de enero, julio y agosto son inhábiles también en los territorios de Madrid, La Rioja, Asturias, Cantabria, Castilla y León, Murcia e Islas Baleares; pero otros parlamentos como el de Navarra mantiene un ritmo ordinario de trabajo desde el próximo lunes. En cuanto a las Cortes Generales y el Senado, el panorama también es desolador y sus páginas webs no tienen programadas todavía ninguna actividad. Está claro que una cosa son las intenciones y otra muy diferente la voluntad real de los políticos para modificar el punto de la duración de los periodos de sesiones sus reglamentos, que son aquellos en los que las Cámaras trabajan normalmente. 

 

 

Archivado en:

Destacados