Pásate al MODO AHORRO

El PNV insta a trabajar para institucionalizar el derecho a decidir con motivo del Aberri Eguna

Los abertzales llaman a celebrar el Día de la patria vasca, este domingo 4 de abril con responsabilidad por la crisis sanitaria

Mireia Zarate, secretaria del EBB, con el cartel del Aberri Eguna 2021 - PNV/ EP
Mireia Zarate, secretaria del EBB, con el cartel del Aberri Eguna 2021 - PNV/ EP

El PNV ha abogado este jueves, en vísperas del Aberri Eguna (Día de la patria vasca), por trabajar para fortalecer "la construcción nacional" con el objetivo de institucionalizar "el derecho a decidir del pueblo vasco". En su manifiesto con motivo del Aberri Eguna, que se conmemora el próximo domingo, el PNV llama a todos los abertzales a celebrar la jornada y les insta a hacer entre todos "una patria vasca fuerte" porque "no es tiempo -avisa- de controversias estériles ni de desmarques partidistas que, lejos de sumar voluntades, dividan y generen más desaliento".

En un texto con constantes menciones a los difíciles tiempos que se viven por la pandemia de covid-19, afirma que la agenda política "no se agota" en las "metas" vinculadas a la salud pública y la recuperación económica y el empleo. Añade que "además de la necesidad de seguir creciendo y desarrollando el sistema institucional vasco (Estatuto de Gernika, Amejoramiento del régimen foral de Navarra y la Mancomunidad de Iparralde), debemos trabajar" con la sociedad vasca "codo con codo" para "fortalecer la conciencia y la construcción nacional con el objetivo de institucionalizar el derecho a decidir del pueblo vasco".

El PNV aboga por "una estrategia vasca de construcción nacional interna para consolidar la nación vasca a la luz de los requerimientos del siglo XXI y una externa para establecer la progresiva institucionalización del derecho a decidir". Según indica, el proceso de unidad europea, pese a sus "achaques" es el marco en el que los vascos "podremos vivir juntos y hacer realidad el Zazpiak Bat -lema referido a la unión política de los territorios donde se manifiesta la cultura vasca, en el País Vasco, Navarra y País Vasco francés-". "El camino hacia la libertad plena de nuestra nación, un camino duro y exigente pero transitable, nos pide clarividencia para ver más allá de la próxima curva y fuerza para superar cualquiera de los obstáculos o imprevistos en la ruta", señala. 

El PNV defiende que "la patria vasca no es un concepto político indeterminado", ni es solo "un territorio o un mapa en el que convergen realidades culturales y sociales identificables". "Euskadi -afirma- constituye la expresión de una identidad colectiva nacional que reclama el pleno reconocimiento de sus derechos políticos de soberanía para seguir construyendo una comunidad democrática, avanzada, plural". Añade que Euskadi es "un pueblo en marcha" y su "caminar no se va a detener aunque la contrariedad y la desdicha –como la pandemia que hoy sufrimos– dificulte el tránsito".

El PNV indica que si el año pasado se conmemoró "un Aberri Eguna triste y confinado, este año debe ser el Día de la Patria de la esperanza", pese a los problemas y limitaciones existentes. La formación apuesta por la "resiliencia" y afirma que ese es "el propósito de este Aberri Eguna: "el Renacimiento de Euskadi", una tarea "de reconstrucción nacional que debe implicar" a las instituciones y la sociedad. 

Según dice, "la gobernanza colaborativa" debe ser "el pilar fundamental para enfilar la salida de la crisis y abordar la reconstrucción de la Euskadi post-Covid", en la que "nadie debe quedar fuera". En su opinión, la pandemia ha certificado "el valor y la importancia de la institucionalización propia de la comunidad vasca para garantizar la respuesta eficaz". A su juicio, "cuantas más cuestiones podamos decidir en Euskadi estaremos en mejores condiciones de construir un futuro mejor".

El PNV evidencia que las transformaciones globales (cambio climático, digitalización...) "interpelan" a las condiciones futuras de la "construcción nacional vasca" y señala, por otro lado, que Euskadi está inmersa "en la política de los Estados que viven procesos de inestabilidad política, crisis económica y procesos de recentralización que abren importantes interrogantes" en relación a su futuro.

A su juicio, "abordar el futuro exige hoy profundizar en la estrategia vasca de construcción nacional para revitalizar el uso del euskera, digitalizar nuestra economía, fortalecer la igualdad y la cohesión social, impulsar la sostenibilidad en todos los ámbitos e incrementar la capacidad institucional de nuestro pueblo".

Afirma que las prioridades hoy se centran en la salud y la economía e insta a desconfiar "de quienes reclamen la priorización de una sobre otra, ya que sin su conjunción nuestro bienestar, personal y colectivo, fracasaría".

El PNV advierte de que "el efecto depresivo" derivado de la pandemia se prolongará todavía pese a la esperanza de las vacunas y dice que para hacerle frente "se necesitará que las dotaciones presupuestarias extraordinarias se consoliden en las cuentas públicas, lo que influirá en la capacidad de gasto global y en la necesidad de endeudamiento y de sostenibilidad del sistema".

La formación, que aboga ante ello por fortalecer el autogobierno, tiene palabras de recuerdo para los fallecidos por la covid-19 y tras señalar que la pandemia "ha sobrepasado" la capacidad de reacción de los pueblos pequeños, afirma que el sistema de salud garantiza "un cada vez mejor cuidado y tratamiento a los pacientes"

Archivado en:

Lo más leído
Destacados