Pásate al MODO AHORRO

El PNV se viste otra vez de sport pero se olvida de la independencia

Baño de masas de los peneuvistas para iniciar un curso marcado por la crisis energética y las elecciones de mayo

El lehendakari, Iñigo Urkullu, habla a las bases del PNV.
El lehendakari, Iñigo Urkullu, habla a las bases del PNV.

Bromeaba Andoni Ortuzar desde la tribuna a cuenta de la ya célebre encuesta de la discordia que su partido hizo sobre el pacto con el Gobierno. "La pregunta original era sobre la barba del lehendakari; a mí me parece que está muy interesante". Y la verdad es que la broma sobre la barba estaba bien traída, porque lo del PNV de este domingo fue, como en el caso de Iñigo Urkullu, un cambio meramente estético pero no estratégico. 

Porque los jeltzales volvieron a vestirse de sport dos años después para el Alderdi Eguna (día del partido) pero el atuendo para la ocasión no conllevaba cambio de rumbo alguno. Exhibición de fuerza, defensa de su gestión de estos momentos difíciles y mensaje político al Gobierno para reclamarle que ceda ya las transferencias pendientes. Sin sorpresas. 

Se equivocaba por tanto el socio de los peneuvistas, Eneko Andueza, líder del PSE, al vaticinar en la víspera que se hablaría de independencia en las campas de Foronda para después meterla en el cajón. En el PNV no piensan en soberanismo en este momento. Así de simple. Mucho 'goazen' y pocas nueces en este Alderdi Eguna. 

Gestión y más gestión es lo que vendieron tanto Ortuzar como Urkullu a sus bases, sabedores de que ahora los ciudadanos, asediados por la inflación, no están para debates identitarios

Ni menciones a la independencia ni a más soberanía ni al "nuevo estatus" ni al "concierto político" ni a la "bilateralidad" ni a la foralidad. Nada. Gestión y más gestión es lo que vendieron tanto Ortuzar como Urkullu a sus bases, sabedores de que ahora los ciudadanos, asediados por la inflación, no están para debates identitarios. 

Además del citado mensaje a Sánchez, Ortuzar lanzó estopa contra Bildu. "Ahora van de guays y proponen pactos de estado como si fueran churros" cuando a su juicio "lo que dicen es vacío y en realidad no proponen nada". Tanto el presidente del PNV como el lehendakari coincidieron, en línea con lo sucedido en el Debate de Política General, en ofrecer acuerdos al resto de partidos

Esa, con corbata o ropa deportiva, con o sin barba, es la estrategia de Sabin Etxea en este curso tan marcado por la crisis energética y las elecciones municipales y forales de mayo: vender estabilidad y huir de cualquier crispación.  

 

Destacados