Pásate al MODO AHORRO

La polémica sobre la reducción de Vital en Kutxabank llega a las Juntas Generales de Álava

Los partidos alaveses reclaman a la entidad vasca que devuelva a Vital otro puesto en el consejo de administración para que no se pierda el peso y los intereses del territorio

El presidente de la Fundación Vital, Jon Urresti.
El presidente de la Fundación Vital, Jon Urresti.

Los partidos alaveses reaccionan y muestran su malestar tras los cambios dentro de Kutxabank. La última renovación que la entidad ha llevado a cabo en su consejo de administración ha dejado fuera al hasta ahora vicepresidente segundo de la entidad, Juan María Ollora, dejando así a Vital con un solo representante y ocupando este lugar con alguien nombrado por BBK. De este modo, el papel alavés dentro de Kutxabank queda reducido a un solo representante. Ante esto, EH Bildu ya ha registrado en la Juntas Generales unas preguntas para que el Diputado General se pronuncie después de una tibia primera respuesta en la que confiaba en que "este cambio no afectara a la obra social de la entidad en Álava". El alcalde Vitoria, el PSE y PP también piden que Vital recupere este puesto en el órgano de gobierno.

Para la izquierda abertzale alavesa, lo ocurrido con las antiguas cajas de ahorro es todo un "proceso lamentable y este es el capítulo final a una historia penona". Así lo ha manifestado en declaraciones 'Crónica Vasca' el juntero Iñaki Ullibarri que describe los movimientos y designaciones dentro de Kutxabank como un "juego partidista disfrazado de independencia profesionales". Su grupo ha presentado en las Juntas Generales tres preguntas para el próximo pleno de control del 1 de diciembre donde esperan que el diputado general, Ramiro González, aclare si piensa hacer "algo más allá" y presentar algún tipo de iniciativa institucional para que el consejo de administración de Kutxabank modifique dicha decisión.

Hacen además hincapié en los problemas que están derivando de la gestión dentro de la entidad vascas que cada ofrece "menos servicios" a los pueblos pequeños alaveses con "menos sucursales, menos presencialidad, dificultades para la gente mayor.... la historia de cómo se han cargado las cajas públicas que en Álava es aún más grave".

Desde el PSE de Álava también muestran su preocupación porque todos estos servicios se mantengan. La secretaria general del PSE-EE en Álava y teniente de diputado general, Cristina González, apunta a este medio que "los socialistas queremos que Álava cuente con el mayor peso posible en Kutxabank y que la obra social tenga la máxima influencia, por lo que vamos a trabajar porque Kutxabank luche por los intereses de la ciudadanía alavesa". Insiste además en que quieren que Álava recupere un consejero en el conjunto del banco, "ahora o en el futuro".

Esta es la misma petición que ha lanzado Gorka Urtaran. El alcalde de Vitoria ya trasladaba a 'Crónica Vasca', tras conocer la noticia, que "respeta pero no comparte esta decisión". El consistorio vitoriano es, junto con la Diputación de Álava, una de las entidades fundadoras de la Caja Vital, lo que es la actual Fundación Vital. Por ello, Urtaran insiste en que a él le gustaría que los representantes de Vital fueran dos y pide a Kutxabank que esto vuelva a ser así. Aún así, apuntaban a que "lo fundamental es que se mantenga ese 11% de los beneficios destinados a la mejorar de los servicios que reciben las y los alaveses".

La Diputación de Álava es otra fundadora de la antigua Caja Vital y ahora tendrá que pronunciarse en las Juntas Generales sobre este tema. Por el momento, el diputado general, Ramiro González, ha comentado que Kutxabank "no deja de ser una entidad privada" y que "lo único realmente importante de esta cuestión es que mantenga la mayor participación posible en el desarrollo económico y social y confía en que "siga trabajando por el bien de Álava". 

Por su parte, el PP Alavés ha denunciado también esta pérdida de peso alavés dentro de la entidad y reclama que se mantenga ese mínimo de dos consejeros alaveses cómo se daba desde la fusión. "Nos preocupa que Kutxabank esté perdiendo presencia y cuota de mercado entre los ahorradores particulares y las empresas alavesas. Es importante mantener la presencia para defender los intereses de este territorio. Es clave que Álava no pierda posiciones dentro de Kutxabank y se trabaje por los alaveses. Se ha demostrado que Kutxabank apuesta más por Bizkaia que por Álava", considera el presidente de los populares vascos, Iñaki Oyarzabal.

Archivado en:

Destacados