Pásate al MODO AHORRO

El PSE marca terreno al PNV a cuenta del gas

Los socialistas alaveses dejan solos a los jeltzales en su apuesta por la búsqueda de este hidrocarburo en el subsuelo de Subijana

Vista aérea del pozo de gas 'Armentia-1' en Subijana. IREKIA
Vista aérea del pozo de gas 'Armentia-1' en Subijana. IREKIA

El Partido Socialista ha dejado solo este miércoles al PNV en las Juntas Generales de Álava en su apuesta por la búsqueda y posible extracción de gas en el concejo vitoriano de Subijana. La falla que se abre entre las dos formaciones que gobiernan en coalición no solo en Euskadi, sino también en la Diputación de Álava y en el Ayuntamiento de Vitoria, va más allá de la divergencia de opiniones en materia gasística, pues la ruptura en este punto viene a demostar públicamente la fragilidad política de la formación jeltzale en Álava en cuanto el PSE le retira el bastón de apoyo.

El PNV se ha quedado solo en su apuesta por el gas. Y la muestra pública de soledad vino impulsada por su propio socio de Gobierno en la Diputación, el PSE. Los socialistas alaveses presentaron una iniciativa en contra del proyecto de extracción de este hidrocarburo en el concejo de Subijana a la que se sumaron EH Bildu y Elkarrekin Podemos, encontrando además la abstención del Partido Popular. El PNV, que suma 17 de los 51 junteros, se quedó como la única formación que se muestra a favor de las extracciones de gas en el subsuelo alavés en un contexto como el actual, de plena transición hacia las energías renovables. Los jeltzales quedaron retratados, a iniciativa de sus socios, como los únicos defensores de los hidrocarburos fósiles en Euskadi.

En línea con la Ley de Transición Energética

Fuentes del PSE aseguran que la posición socialista en relación a la extracciones de gas en el subsuelo vasco será coherente con el primer proyecto de Ley de Cambio Climático y Transición Energética que está tramitando en las Cortes el Gobierno de España que preside Pedro Sánchez. "La voluntad socialista es la de acabar con las energías fósiles, y aunque haya un proceso de transición hacia las renovables en el que el gas juega su papel, no creemos que este vaya a venir del subsuelo vasco si nos atenemos a las resultados de los últimos años", señalan las mismas fuentes.

Aunque la posición del PSE no afecta a la concesión de licencia solicitada por el Gobierno vasco al Ayuntamiento de Vitoria, sí podría poner en un brete a su alcalde, Gorka Urtaran (PNV). El Ayuntamiento de la capital alavesa debe posicionarse sobre la concesión o no de licencia a la Sociedad de Hidrocarburos de Euskadi (Shesa) para explorar el subsuelo de Subijana en busca de gas en el pozo Armentia-2. Urtaran comparte la posición de su partido de apostar por el "gas kilómetro cero" como energía de transición, pero el PSE ya ha advertido que este tipo de prospecciones y apuestas locales entran "en contradicción con la Ley" estatal que se tramita en las Cortes. "Los socialistas rechazamos el proyecto del pozo de gas de Subijana, ya que no forma parte de la política de los socialistas apostar por nuevas inversiones en hidrocarburos", ha aclarado este miércoles su portavoz en las Juntas, Jon Nogales.

Los socialistas votaron a favor en el Parlamento vasco, junto con el PNV, de que la Sociedad pública de Hidrocarburos de Euskadi (Shesa) se mantuviera operativa. Fue la semana pasada. El parlamentario del PSE Alberto Alonso ya advirtió entonces, a preguntas de EH Bildu, que la nueva ley que tramita el Gobierno de España "nos abre una reflexión sobre el futuro de Shesa", cuya actividad es difícil de encajar en el actual contexto hacia las energías renovables. El gas, como ha quedado demostrado este miércoles, le ha servido al PSE para marcar terreno al PNV.

 

Archivado en:

Destacados
Lo más leído