Pásate al MODO AHORRO

Ramiro González reconoce que los cambios necesarios para TicketBai "no son fáciles"

El diputado general de Álava asegura que están en un "proceso de escucha" para de ayudar a las empresas de manera "clara y directa"

Ramiro González (PNV), Diputado general de Álava. EP
Ramiro González (PNV), Diputado general de Álava. EP

Mientras se mantiene la polémica sobre la implantación de TicketBai, el diputado general de Álava, Ramiro González, ha reconocido que los cambios necesarios para su aplicación "no son fáciles" y que la Diputación tiene la obligación de trasladar de forma "directa y clara" en qué consiste el TicketBai y cómo se va a implementar. Unas palabras que vienen a confirmar lo que los propios negocios ya vienen argumentando durante meses mientras ven como multitud de diferencias entre los tres territorios a la hora de aplicar este nuevo sistema de facturas.

No obstante, González ha insistido en defender las ventajas de su implementación tanto para empresarios como para consumidores. En la rueda de prensa tras la reunión del Consejo de Gobierno foral, el diputado ha explicado que están en un "proceso de escucha", que se ha intensificado, ya que están teniendo contacto con "cientos" de empresas y autónomos afectados para informarles del funcionamiento del TicketBai y para "escucharles y atenderles".

TicketBai sigue siendo una cuestión discordante. Ya han sido múltiples las peticiones por parte de los comercios de los tres territorios de atrasar la entrada obligatoria de este sistema. Y la presión sigue creciendo. En Álava, el 95,3% de los negocios encuestados por la Federación de Comercios, Servicios y Hostelería de Álava-Arabadendak, quieren que la Diputación aplique una moratoria de entre uno y cinco años en la implantación obligatoria de este sistema de control de facturas. La puesta en marcha voluntaria de este proyecto en Álava comenzó el 1 de enero.

En los establecimientos de las tres capitales vascas se comparten los mismas sensaciones: inquietud, incertidumbre, nervios, sorpresa, agobio... Los plazos se cambian, la obligatoriedad también y para poder implementar el sistema se necesitan unos conocimientos y formación que los dueños de los comercios aún tienen que recibir. Y a esto hay que sumarle los problemas informáticos que están atascando aún más el laberinto fiscal de TicketBai. En el caso de Gipuzkoa, pese a que hay muchos sistemas informáticos compatibles con TicketBai, se están registrando problemas de compatibilidad y cierta falta de formación para implementar los software entre algunos sectores como el pequeño comercio guipuzcoano.

Archivado en:

Destacados