Pásate al MODO AHORRO

El presidente del TSJPV pide a los políticos que concreten las medidas para frenar la pandemia

Iñaki Subijana apuesta por modelos de reparación del daño injusto causado a las víctimas y la reinserción de los presos

Toma de posesión de Iñaki Subijana. / EP
Toma de posesión de Iñaki Subijana. / EP

El presidente del TSJPV, Iñaki Subijana, ha pedido a los legisladores "concreción normativa" para adoptar medidas con el fin de evitar la propagación de la pandemia de la covid-19, y a los tribunales "claridad argumental en la exposición de los criterios que justifican la decisión que se adopta" sobre las restricciones que imponen los gobiernos.

Además, ha realizado una clara apuesta por la Justicia restaurativa en los procesos penales y penitenciarios, y ha defendido por modelos de reconocimiento del daño injusto causado a las víctimas y su reparación "hasta el máximo de las responsabilidades exigibles", y también una resocialización del reo, tras "desaprobar" el delito cometido.

Subijana ha tomado este jueves posesión de su cargo como presidente del TSJPV en un acto solemne celebrado en el Palacio de Justicia de Bilbao, que ha estado presidido por el presidente del CGPJ y del Tribunal Supremo, Carlos Lesmes, y al que han asistido también el Lehendakari, Iñigo Urkullu, y otros representantes institucionales.

Cuando está a punto de concluir el 9 de mayo el decreto de prórroga del estado de alarma, durante su intervención, el magistrado se ha referido a la situación socioeconómica y sanitaria generada por la pandemia de la covid-19, que, según ha indicado, "está visibilizando la importancia del sistema de justicia en la solución de los conflictos existentes entre valores jurídicos valiosos en una sociedad democrática, como la libertad, en sus diversas manifestaciones, y la salud".

Justicia restaurativa

Iñaki Subijana ha apostado por una Justicia restaurativa, que se base en la reparación del daño injusto causado a las víctimas. En este sentido, ha considerado que la Justicia del siglo XXI "se caracteriza por la progresiva implementación de modelos que la conciben como una específica respuesta a la injusticia sufrida por las víctimas".

Por ello, ha abogado por esta Justicia restaurativa en el orden penal y penitenciario, y por la mediación en los órdenes jurídicos civil, familiar, mercantil, administrativo y social.

En este sentido, ha dicho que se trata de modelos que "ofrecen la posibilidad, siempre que responda a la libre decisión de las personas concernidas, de buscar, mediante espacios comunicativos", fórmulas de reconocimiento del daño injusto causado y la reparación material y emocional "hasta el máximo de las responsabilidades exigibles".

El presidente del TSJPV se ha mostrado favorable al reconocimiento de la injusticia causada y el restablecimiento de "desajuste" provocado. A su entender, para ello se precisa de la implementación de factores afectivos y reparadores que "reflejen la desaprobación por el hecho cometido, posibiliten la reincorporación social reparadora del responsable de la injusticia, con pleno respeto al espacio y al significado de las víctimas". De esta forma, se persigue "transitar del lenguaje de la destrucción y la injusticia, al de la reconstrucción".

Igualdad

Iñaki Subijana ha puesto en valor la necesidad de que, ante la discriminación de género, la justicia promueva, entre otras medidas, la mejora en la información a las víctimas de los derechos que les asisten en el proceso y el incremento de la calidad y cantidad del conocimiento disponible por jueces y tribunales a la hora de adoptar medidas de protección que eviten la revictimización.

Por ello, cree que debe haber una justicia distributiva que haga posible la igualdad de oportunidades en el ejercicio de los derechos y libertades. En este contexto, ha desgranado una serie de ajustes procedimentales para las personas con diversidad funcional, tendentes a garantizar la accesibilidad cognitiva en el ámbito judicial.

También ha considerado que "uno de los mayores desafíos que aportan las democracias es diseñar las bases de un nuevo contrato social entre generaciones". En esta línea, ha emplazado a asentar la justicia intergeneracional basada en el principio de que las generaciones presentes no dañarán a las venideras y mantendrán y ayudarán a las precedentes.

Archivado en:

Lo más leído
Destacados