Pásate al MODO AHORRO

Llorente: "El Supremo tiene complicado asegurar el toque de queda sin estado de alarma"

El experto en derecho administrativo, Santiago Llorente, señala que el Tribunal Supremo puede aducir que se ataca a derechos fundamentales

Gente paseando por la calle con la mascarilla. / EP
Gente paseando por la calle con la mascarilla. / EP

El Real Decreto aprobado por el Consejo de Ministros en el que transfiere al Tribunal Supremo la responsabilidad de dar, o no, cobertura legal a las Comunidades Autónomas una vez que decaiga el Estado de alarma no implica que todas las medidas propuestas por cada Gobierno autonómico vayan a ser aprobadas.

En lo que se refiere a Euskadi, el lehendakari Iñigo Urkullu aún no ha concretado las medidas que dispondrá el anunciado decreto del 10 de mayo. Consciente de las dificultades que conlleva para cualquier tribunal avalar algunas decisiones, el lehendakari sigue empeñado, por ahora sin éxito, en que Pedro Sánchez prorrogue al menos un mes el Estado de alarma.

La alternativa que ha decidido otorgar el Gobierno español, a él y al resto de presidentes autonómicos, es acortar los plazos y unificar criterios en torno al Tribunal Supremo. De este modo, cada Gobierno podrá recurrir al este alto triubunal si no encuentra amparo legal en sus respectivos Tribunales Superiores de Justicia.

Pero esto no quiere decir que vayan a conseguir todas sus propuestas. Según el prestigioso experto en derecho administrativo, Santiago Llorente, "es posible que el Tribunal Supremo opte por pedir una resolución del Tribunal Constitucional si ve que se están poniendo en riesgo derechos fundamentales como el derecho a la circulación".

Los plazos de respuesta establecidos son de tres días naturales para los diferentes Tribunales de Justicia y, según el real decreto aprobado ayer por el Gobierno español, de 5 días hábiles para el Tribunal Supremo. "Esto agiliza los plazos, evidentemente, pero no significa que se vaya a aprobar todo lo que se presente por parte de las Comunidades", resalta Llorente.

El socio de Afico Asesores ve especialmente peliagudo el denominado toque de queda. "Dice el Gobierno que las medidas deben ser fundadas y razonadas. Y serán sometidas a un juicio de proporcionalidad, idoneidad y necesariedad. ¿Cómo se justifica que salir a pasear por la noche va aumentar los contagios?", se pregunta Llorente. "Y esa pregunta se la puede hacer también el Supremo porque probablemente estemos ante una medida anticonstitucional  aunque el Tribunal Constitucional no se haya pronunciado todavía al respecto".

Es quizá la medida más dificil de defender por las Comunidades Autónomas sin el amparo del Estado de alarma aunque no la única. "El cierre perimetral también puede dar problemas por la misma razón, el derecho fundamental de la movilidad", apunta Llorente.   

  

   

 

Archivado en:

Destacados
Lo más leído