Pásate al MODO AHORRO

Trasladan a Zaballa al asesino de Fernando Buesa y su escolta

Asier Carrera Arenzana mató en el 2000 al dirigente socialista y a su escolta, Jorge Díaz

Fernando Buesa en el Parlamento
Fernando Buesa en el Parlamento

Asier Carrera Arenzana accionó en el año 2000 el mando a distancia del explosivo que mató en Vitoria al dirigente socialista Fernando Buesa y a su escolta, el ertzaintza Jorge Díaz. Poco después de que se cumplieran 21 años de este asesinato (22 de febrero), el etarra pasa a ingresar a la cárcel de Zaballa para seguir cumpliendo su condena de 30 años.

El de Carrera Arenzana es uno de los cinco acercamientos de presos de ETA a cárceles de Euskadi acordados este viernes por la Secretaria General de Instituciones Penitenciarias, y que semanalmente reciben duras críticas por parte algunos colectivos de víctimas como la AVT. También se han trasladado recientemente Fernando García Jodrá, Txomin, el etarra que asesinó al exministro socialista Ernest Lluch, y Gurutz Agirresarobe, que mató al jefe de la policía local de Andoain Joseba Pagazaurtundua

Precisamente, la AVT ha recriminado en un comunicado que Carrera sea trasladado a la prisión alavesa, provincia en la que reside la familia de Buesa, y que el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez se "afane" en asegurar que ETA ha sido derrotada, cuando "el brazo institucional de la banda está cada día más fuerte gracias a sus decisiones".

Cuatro traslados más

Además de Carrera, condenado a 30 años de prisión, Prisiones ha dispuesto el traslado de cárcel de otros cuatro etarras, dos de ellos a cárceles vascas; en concreto, la de Martutene, a la que serán conducidos Miguel Guillermo San Argimiro Isasa y Aitor Esnaola Dorronsoro; mientras que a la de El Dueso (Cantabria) será trasladado Gorka Martínez, y a la de Topas (Salamanca) Josu Ordóñez Fernández.

Según informa Instituciones Penitenciarias, Asier Carrera ingresó en prisión el 14 de noviembre de 2000. Cumplirá las tres cuartas partes de la pena en 2023, acepta la legalidad penitenciaria, rechaza la violencia, reconoce el dolor causado y la necesidad de reparar a las víctimas. Está abonando, destaca el comunicado, la responsabilidad civil.

El etarra señaló durante su juicio que Buesa, vicelehendakari del Gobierno vasco, diputado general de Álava y portavoz del PSE-EE en el Parlamento vasco, entre otros cargos, era objetivo de ETA "no por ser miembro del PSE, sino como responsable directo del conflicto que se vive en Euskal Herria".

A la cárcel de Martutene, en San Sebastián, será acercado desde Soria Miguel Guillermo San Argimiro Isasa, en prisión desde 2002 y que en julio pasado ya fue trasladado de Cáceres a Soria. El etarra cumple una condena de 25 años por estragos, banda armada, robo y enaltecimiento del terrorismo y acaba de cumplir las tres cuartas partes de la condena. Ha presentado un escrito en el que rechaza la violencia y reconoce y lamenta el daño causado.

Hasta esta misma cárcel, la de Martutene, también será acercado Aitor Esnaola Dorronsoro tras pasar cinco meses en la cárcel de Soria, a la que fue conducido en octubre desde la de Ocaña, en Toledo. Esnaola Dorronsoro fue miembro del comando Erreko, un proyecto estratégico de ETA para almacenar y distribuir explosivos a los grupo operativos que fue desmantelado en 2011. Acusado de los delitos de integración en organización terrorista, tenencia de armas y depósito de explosivos, ingresó en la cárcel en abril de 2011 y cumple una condena de 18 años, cuyas tres cuartas partes verá satisfechas en 2024. Instituciones Penitenciarias asegura que acepta la legalidad penitenciaria y ha enviado un escrito en el que manifiesta su rechazo a la violencia y reconoce el daño causado.

De los cinco reclusos que serán acercados próximamente, el que recorrerá mayor distancia será Josu Ordóñez Fernández, desde la prisión de Cádiz a Salamanca. Es uno de los terroristas condenados por su participación en el secuestro del empresario Cosme Delclaux en 1996 durante 232 días. Según la nota de Prisiones Ordóñez ya ha cumplido las tres cuartas partes de su condena, 17 años y medios.

El último traslado es el de Gorka Martínez Ahedo, del centro penitenciario de A Lama (Pontevedra) al de El Dueso (Cantabria). En 2003 fue condenado a 17 años en concepto de cómplice del asesinato de José Santana Ramos. En 2004 la Audiencia Nacional le condenó a 32 años por su participación en el atentado que costó la vida de José Benigno Villalobos Blanco. También fue condenado a 46 años de cárcel por intentar asesinar en cinco ocasiones al expresidente del Parlamento Vasco Juan María Atutxa y en otra al sargento del Ejército José Carollo Raña. Ingresó en prisión el 8 de julio de 2002 y cumple condena de 30 años por los delitos de asesinato, atentados y robo con violencia

Archivado en:

Destacados

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Lo más leído