Pásate al MODO AHORRO

Urkullu apela a la responsabilidad personal una vez que la ley impide mantener las restricciones

El lehendakari destaca que "afrontamos tres semanas cruciales" y apela al compromiso colectivo

El lehendakari, Iñigo Urkullu / EFE
El lehendakari, Iñigo Urkullu / EFE

El lehendakari, Iñigo Urkullu, ha apelado a la "responsabilidad individual y al compromiso colectivo en pro del bien común, la salud y la vida", horas antes de que decaiga el estado de alarma y las principales medidas restrictivas para controlar la pandemia. A través de las redes sociales, ha pedido a la ciudadanía vasca que mantenga los "valores de compromiso, esfuerzo, tenacidad, trabajo en equipo y solidaridad" para seguir luchando contra la covid. 

Estas apelaciones las ha hecho el lehendakari poco después de que el Boletín Oficial del País Vasco (BOPV) haya publicado el decreto que recoge las nuevas medidas que estarán vigentes este domingo, entre otras el retraso a las 22:00 horas del cierre de establecimientos de hostelería y las actividades culturales, sociales y comerciales.

El lehendakari ha reconocido que la situación legal obliga a abandonar el toque de queda y los cierres perimetrales, pero ha pedido a la sociedad vasca un "doble compromiso" para mantener la restricción de moviemientos de modo voluntario entre las once de la noche y las seis de la mañana y para evitar juntarse más de cuatro personas. Urkullu ha destacado que "las tres próximas semanas son cruciales" para mantener la incidencia del coronavirus a la baja y ha recordado que desde el 11 de abril en que se alcanzó el techo de la incidencia por cada 100.000 habitantes con 546 casos, la tasa no ha dejado de bajar. Para mantener esa tendencia ha reclamado "un esfuerzo" a la sociedad vasca. 

Todos los mayores de 50 años tendrán al menos una dosis de la vacuna antes de verano

Urkullu ha explicado que "nos encontramos en el tramo final" y sigue siendo necesario un "esfuerzo" que ha pedido a la ciudadanía a pesar de que legalmente ya no exista obligación. Según ha analizado el LABI, la reducción de la movilidad nocturna y de los asistentes en las reuniones han sido claves para mejorar la evolución de los contagios y reducir la tensión hospitalaria. Por eso ha insistido en la necesidad de mantener ese compromiso, aunque sea de modo voluntario mientras avanza la vacunación que ha asegurado que llegará antes de verano a tener a todos los mayores de 50 al menos con la primera dosis.

El lehendakari ha destacado que el proceso avanza a buen ritmo con el 15% de los vascos ya inmunizados y un 35% de la población con al menos una dosis. Urkullu ha reconocido el esfuerzo de la sociedad desarrollado hasta ahora y ha pedido un último compromiso en "el tramo final". 

Archivado en:

Lo más leído
Destacados