Pásate al MODO AHORRO
En colaboración con
Guuk logo.

Cinco aspectos clave para acertar al escoger un operador de telecomunicaciones en 2022

Paula Pérez, responsable comercial de Guuk, explica cuáles son las cuestiones que hay que tener en cuenta para tomar la decisión más acertada

Imagen del interior de una tienda Guuk. / Guuk
Imagen del interior de una tienda Guuk. / Guuk

Acertar con la compañía de telecomunicaciones es clave para cualquier persona que tenga una mudanza a la vista, esté en vías de abrir un nuevo negocio o, simplemente, esté pensando en mejorar las condiciones que le ofrece su actual operadora. Se trata de una labor tediosa, complicada y para el gusto de muy pocas personas. Además, hay que tener en cuenta que el sector de las telecomunicaciones de Euskadi es uno de los más atomizados del estado, por el gran número de compañías que ofertan sus servicios. Contactar con cada una de ellas para ver qué ofrecen, hacer una comparativa y volver a contactar para conseguir la mejor oferta puede resultar agotador.

¿Cuáles son los aspectos clave para tomar una decisión acertada? Paula Pérez, responsable comercial de Guuk, aconseja “leer la letra pequeña del contrato; informarse bien sobre la velocidad de la fibra y la cobertura; pedir referencias sobre la atención al cliente; y analizar qué oferta es la que mejor encaja con tu consumo medio”.  Y añade que, “si además de lo anterior el consumidor conecta con los valores de la marca, mejor que mejor”. 

En efecto, uno de los aspectos más importantes a tener en cuenta a la hora de escoger una teleoperadora es la letra pequeña de sus ofertas. Un asterisco que a veces cuesta leer, pero que ofrece una información tan relevante como que, a partir de una fecha, el precio va a ser otro y que hay un tiempo de permanencia obligado. Unas líneas que marcan la relación con la teleoperadora durante el tiempo del contrato, muy a tener en cuenta porque hay penalizaciones por medio si no se cumplen esos criterios.  En ese sentido, Guuk irrumpió en el mercado de Euskadi y Navarra hace año y medio con unas reglas de juego revolucionarias y con el objetivo de demostrar que una empresa de telecomunicaciones puede tener una relación honesta con sus clientes: “Tenemos una oferta clara. Nuestros precios son fijos y son para siempre. Lo que ves, es lo que es. Estamos aquí para facilitar la vida a nuestros clientes”. 

Un segundo elemento a valorar es la calidad de la fibra y la cobertura. Una cuestión cuya importancia crece de forma exponencial si se trabaja desde casa o se tienen adolescentes o gamers en el hogar, circunstancias en las que la velocidad de la fibra juega un papel fundamental si uno no quiere “caerse” de una reunión online, si se consume mucho canal de contenidos digitales, o si uno quiere ganar la partida a sus colegas.  En este punto, Guuk ofrece una fibra de 600Mb y que da cobertura al 98% del territorio donde opera. “Y por supuesto, si te vas de vacaciones con Guuk, tendrás cobertura tanto en la península como en el extranjero, vayas donde vayas”. 

Otro punto a analizar cuando estamos valorando contratar servicios de fibra y móvil es el servicio de atención al cliente. ¿A quién no le ha pasado llamar a atención al cliente y que le vayan pasando de un departamento a otro, con interminables paradas “en espera” y finalmente colgar sin haber podido solucionarlo? “Esta es otra de las dinámicas con las que Guuk ha querido romper, ya hacía falta; es una de las cuestiones que genera más insatisfacción entre las personas consumidoras”, señala Paula Pérez.  Con una atención al cliente muy bien valorada por sus clientes y por encuestas de la OCU, Guuk está especialmente orgullosa de que los primeros beneficiarios de todas las mejoras de sus servicios son los ya clientes. “¿Qué aumentamos los gigas de nuestras tarifas de móvil? Los primeros en disfrutar de esta mejora son quienes ya están en Guuk. Además, sin que lo tengan que solicitar, lo aplicamos directamente”.

¿Y el tema de las tarifas? Es complicado elegir entre tantas ofertas la tarifa ideal para un consumo medio, sobre todo, cuántos gigas se necesitan para el móvil. Muchas veces pasa que, si la persona necesita realizar muchas descargas o es aficionada a las películas y series online, los usuarios tienden a valorar la oferta que incluye mayores gigas. Por su parte, los jóvenes y mayores tienden a “los gigas justos”, para no pagar más de la cuenta. Ojo, porque en ambos casos puede ser que se esté malgastando el dinero: en el caso de elegir “gigas de más”, igual no se necesitaba la tarifa más completa porque el consumo real es inferior; y, en el caso de “gigas de menos”, porque si luego se necesita contratar más, el extra del mes va a salir caro. “En Guuk preferimos que el cliente contrate lo que necesita, ni más, ni menos. Puede controlar su consumo desde nuestra APP de cliente y cambiar de tarifa en cualquier momento”, explica Paula Pérez.  Guuk ofrece una variedad justa de opciones, pero muy ad-hoc a las demandas de los consumidores, para que paguen lo justo, para que paguen por lo que consumen. Y si, por lo que sea, el consumidor se queda sin datos, se reduce automáticamente la velocidad.

Por último, y no menos importante, es sentirnos a gusto con lo que la marca representa. “No solo consumimos servicios, sino también marcas. Los megas, los gigas y los euros son importantes, pero también los valores”. En Euskadi, los usuarios de servicios de telecomunicaciones mantienen una tendencia clara a apostar por las marcas locales, empresas de aquí, con gente de aquí, que trabajan con empresas locales, que fomentan el talento del territorio; en definitiva, compañías que “hablan” su mismo idioma y que se enraízan en unos valores compartidos. Guuk, además, es una compañía que quiere impulsar la digitalización de proyectos locales, ofreciéndoles las herramientas y la tecnología necesarias, además de un alto grado de innovación, para que puedan hacer crecer su negocio. “Un ejemplo de ello es Kirol app, una plataforma digital que hemos creado para ayudar a clubes deportivos de pequeño y mediano tamaño a romper sus barreras tecnológicas y conectar mejor con sus socios y aficionados”. En esta apuesta por uno u otro operador de telecomunicaciones, las marcas locales suman puntos por ser de aquí, siempre y cuando sean capaces de responder con tecnología y servicio.  ”El  consumidor vasco es muy exigente y eso nos obliga a ponernos las pilas y a estar a la altura”, concluye Paula Pérez. 

Archivado en:

Destacados