Pásate al MODO AHORRO

El Corte Inglés, primera empresa del sector comercial con certificado ‘Residuo Cero’ en Euskadi

El grupo ya valoriza el 90% de sus residuos en todos sus centros del territorio y evita así que su destino sea el vertedero

Centro el Corte Inglés. /EP
Centro el Corte Inglés. /EP

El certificado de AENOR Residuo Cero reconoce a aquellas organizaciones que valorizan las distintas fracciones de residuos que generan, evitando el vertedero como destino final y, por lo tanto la ocupación de espacio, contaminación de suelos y aguas y emisión de gases de efecto invernadero. En Euskadi, El Corte Inglés se ha convertido en la primera empresa del sector comercial en conseguir este certificado. Un esquema que implica reducir la generación de desechos y prepararlos para ser reutilizados o transformados en materias primas, reintroduciéndolas en la cadena de valor.

El sistema de gestión implantado en los tres centros comerciales y la plataforma logística en la Comunidad Autónoma Vasca ha logrado demostrar que todos los residuos generados se gestionan y valorizan en más de un 90%, algo más que un granito de arena en el impulso de la Economía Circular que prioriza la reutilización y el reciclaje frente al 'usar y tirar'. En palabras de la directora de AENOR en el Pais Vasco, Luz Emparanza: "El certificado pone en valor el compromiso de El Corte Inglés con la economía circular, ya que tanto en las tiendas como en las plataformas del País Vasco, El Corte Inglés ha conseguido no solamente minimizar sus residuos, sino una revalorización del 92% de los residuos generados".

Una compleja labor en las que se han implicado más de 2.500 personas que integra el grupo en Euskadi "para adaptar en pocos meses el funcionamiento de nuestros centros y almacenes a un sistema medioambiental sostenible, minimizando al máximo el impacto de nuestra actividad", expresa Enrique Casado director regional del Corte Inglés en Euskadi. Un total de 40 fracciones diferentes de residuos se segregan y valorizan en pro del cuidado del medio ambiente, la sostenibilidad y la economía circular. Residuos procedentes tanto del negocio como de los hogares de clientes que despositan productos como pilas o bombillas en los puntos de reciclaje de los centro comerciales en Vitoria, Eibar o Bilbao.

Más de 50 centros con sello medioambiental

Los logros del Corte Inglés en Euskadi se enmarcan en una apuesta global de la compañía por alcanzar el Residuo Cero y contribuir a la transición energética en todo el país. Galicia, Castilla y León, Asturias, Cantabria, Navarra, Aragón, Comunidad de Valencia, Murcia y Portugal son las comunidades que ya cuentan con este reconocimiento. En total, son 55 centros y plataformas logísticas en España y Portugal que representan el primer paso para que em 2002 sean ya el 100% de los centros los que obtengan el sello en 2022. Una certificación que se plantea también para la totalidad de sus filiales tres años después, en 2025.

Con este fin, el Corte Inglés ha reorganizado sus rutas logísticas y la optimización de la carga de los vehículos, con la consiguiente reducción de las emisiones de CO2 que reflejan el compromiso con la sociedad y el medio ambiente, así como en el espíritu de cercanía que mantiene con las inquietudes de los ciudadanos a través de los proyectos medioambientales que engloban todas las líneas de trabajo de la compañía.  Y es que el 100% de la energía que consume la empresa es de origen certificado renovable, y se han realizado en varios centros acciones de compensación durante el último año.

Recientemente, el grupo se ha adherido además a la iniciativa Nueva Economía del Plástico de la Fundación Ellen MacArthur, que tiene como objetivo impulsar un sistema de plástico más sostenible, uno de los principales objetivos de Corte Inglés de cara a reducir la huella de plástico en un 30% en 2025. De hecho, el 100% de las bolsas de plástico en sus supermercados son de materia prima reciclada además de reutilizables. Un producto que se suma a los más de 100.000 con atributos de sostenibilidad entre moda, tecnología, ocio y alimentación. Algunos compuestos por material reciclado o regenerado, elaborados mediante procesos que minimizan su impacto o en los que se prioriza la economía local para evitar las emisiones derivadas del transporte.

 

Archivado en:

Lo más leído
Destacados