Pásate al MODO AHORRO
Logo Quiron Marzo22

Dolor de espalda, ¿cuándo toca pasar por el quirófano?

La cirugía endoscópica de columna favorece la acción del cirujano y posibilita una mejor recuperación del paciente

El doctor Alberto Marqués durante una intervención: la cirugía endoscópica es idónea en lesiones de espalda / ALBERTOMARQUÉS.COM
El doctor Alberto Marqués durante una intervención: la cirugía endoscópica es idónea en lesiones de espalda / ALBERTOMARQUÉS.COM

La columna vertebral es una de las zonas más críticas del cuerpo humano debido a los esfuerzos, malas posturas o traumatismos que tiene que soportar a diario. Una vulnerabilidad que habitualmente ocasiona lesiones en el disco y dolores lumbares. Cambiar de hábitos puede ayudar a reducir las molestias, pero en los casos más severos es aconsejable la cirugía.

La tecnología proporciona un método que hace estas operaciones menos traumáticas. Se trata de la cirugía endoscópica para la columna vertebral, un procedimiento que favorece la acción del cirujano y aumenta la tranquilidad del paciente, que experimenta una recuperación más rápida.

Un experto en Policlínica Gipuzkoa

Policlínica Gipuzkoa cuenta con un Servicio de Cirugía Mínimamente Invasiva de Columna indicado para la cirugía de la hernia discal lumbar y la cirugía de la estenosis de canal.

El traumatólogo Alberto Marqués ha realizado más de 2.000 cirugías con esta técnica mínimamente invasiva para el tratamiento de determinadas lesiones de columna, muy dolorosas o invalidantes, como la estenosis de canal.

Poco invasiva

Se estima que nueve de cada 10 problemas de espalda que sufre la población están motivados por una hernia discal, ya que se trata de un proceso degenerativo muy común, asociado al envejecimiento que comienza a partir de los 25 años, cuando el disco vertebral va secándose y pierde elasticidad.

La cirugía mínimamente invasiva de columna consiste en una pequeña incisión de unos 15 milímetros en la que se coloca una cánula de ese tamaño y por dentro de esta cánula se introduce una óptica que permite al cirujano ampliar y magnificar el campo de trabajo. Esta técnica consigue aplicar los mismos principios que la cirugía abierta, pero realizando una menor agresión a las estructuras del paciente.

Ventajas

La cirugía mínimamente invasiva aporta una serie de ventajas respecto a la cirugía convencional que se pueden resumir en: menor agresión a los tejidos del paciente, menor riesgo de complicaciones posquirúrgicas, menor dolor postoperatorio y una recuperación funcional más rápida.

La intervención se realiza mediante anestesia general y tiene una duración de 45 minutos por nivel. Lo habitual es que el paciente suba a la planta a las pocas horas de la intervención, y al día siguiente se le da el alta hospitalaria con una faja lumbar para que pueda comenzar a realizar una vida prácticamente normal.

Innovación constante

“La experiencia del cirujano es fundamental a la hora de abordar la técnica de la cirugía endoscópica de columna, de tal forma que, a mayor experiencia, mayor tasa de éxito”, señala el doctor Alberto Marqués.

Este procedimiento innovador supone un gran avance en el abordaje del dolor de espalda crónico, aclara el traumatólogo de Policlínica Gipuzkoa. “Llevamos años innovando constantemente para implementar en quirófano nuevas tecnologías como la visión en 3D y 4K que nos garanticen la mayor precisión en la visualización y ejercicio de la cirugía”, concluye.

Destacados