Pásate al MODO AHORRO

El escándalo Djokovic y los visados para entrar en Australia

Analizamos el proceso que debemos formalizar previo a cualquier viaje a Australia en estos momentos

Avión de Virgin Australia aterrando en el aeropuerto de Brisbane / UNSPLASH
Avión de Virgin Australia aterrando en el aeropuerto de Brisbane / UNSPLASH

Djokovic parece haber puesto en el punto de mira el sistema de visados del gobierno australiano. Más allá de los requisitos sanitarios impuestos por el país a raíz de la pandemia, que afectan directamente su política de inmigración, muchos desconocen cómo funciona este estricto sistema que ha traído de cabeza a la estrella del tenis.

El número uno de este deporte admitió “errores humanos” en la documentación de viaje, lo que sumado a su estado de vacunación le ha llevado a la deportación por incumplir los requisitos y representar un problema de salud y orden público. Australia, por su parte, ha demostrado no hacer excepciones con todo ciudadano extranjero que quiera entrar en el país teniendo en cuenta sus estrictos requisitos de entrada. En la actualidad, solo se permite la entrada a aquellos que tienen la nacionalidad australiana o son residentes permanentes, los viajeros de nacionalidad neozelandesa que residen en Australia y los familiares directos (padres, parejas, hijos o menores dependientes) de los mencionados anteriormente. Las personas que viajen con razón de urgencia (como asistir al funeral de un familiar) deberán solicitar una exención, además de un visado, para poder entrar en el país. Desde enero del pasado año, se exige también el resultado negativo de una prueba PCR realizada hasta 72 horas antes de la salida y un certificado de vacunación válida, así como una posible cuarentena de 14 días a la llegada en una instalación designada por el gobierno local en cuestión de acuerdo con sus normativas.

Así pues, viajar al país por motivos turísticos o de negocios, los propósitos de viaje más comunes entre los extranjeros, no está permitido por el momento. Para estas actividades, Australia cuenta con tres principales variedades, cuyos requisitos varían en función de la nacionalidad y características de viaje del solicitante.

Visado Work and Holiday (WHV)

Australia es conocida como uno de los países más populares para que los jóvenes pasen un año sabático. El gobierno ha puesto a disposición un visado especial para este fin, el conocido como Work and Holiday Visa (WHV). Con este tipo de visado, los viajeros de entre 18 y 30 años pueden realizar trabajos manuales durante una estancia en Australia. Este documento tiene una validez de doce meses y permite al solicitante trabajar para la misma empresa durante un máximo de seis meses. Desde el pasado diciembre, se permite la entrada en Australia de los titulares de este tipo de visado (junto con el de estudios y de trabajo cualificado) siempre y cuando tengan la pauta completa de vacunación.

ETA Australia

La ETA Australia es otro tipo de visado electrónico muy popular. Al igual que sucede con el Work and Holiday, este visado es válido durante un año y permite salir y entrar en Australia un número ilimitado de veces durante este periodo. Sin embargo, con una ETA Australia no se puede realizar trabajos manuales, únicamente permite estancias de turismo o negocios a ciertas nacionalidades (Andorra, Estados Unidos, Canadá, Hong Kong o Japón, por ejemplo), entre las cuales no se encuentra la española.

Visado eVisitor Australia (tipo 651)

El documento de viaje adecuado para los españoles que quieran hacer turismo por Australia es el Visado Australia. Se trata de un documento muy similar a la ETA Australia, con una importante diferencia: es mucho más barato y está disponible para la mayoría de las nacionalidades europeas. Asimismo, este visado permite viajes de negocios cuya estancia corta (de hasta 3 meses por visita) implique presentaciones, llevar a cabo negociaciones o asistir a conferencias (y no realizar trabajos remunerados o físicos, para lo que hace falta un permiso de trabajo especial o un WHV, respectivamente). De hecho, Australia es un mercado importante para los inversores que quieren ver crecer su negocio a nivel mundial, y las empresas españolas no son una excepción.

El país ofrece numerosas oportunidades para los negocios que buscan inversiones a corto y largo plazo, por lo que no es de extrañar que negocios como CAF hayan cerrado acuerdos con empresas australianas.

Solicitud de visados

Así pues, a la hora de solicitar un visado para entrar a Australia es importante escoger el visado adecuado y cumplir con sus requisitos a fin de evitar experiencias desagradables en el aeropuerto. Debido a su bajo coste en comparación con los otros visados, normalmente se recomienda solicitar un eVisitor siempre que sea posible. Su proceso de solicitud es también muy sencillo, solo hay que rellenar el formulario digital correspondiente, realizar el pago y esperar a su aprobación, lo que suele tardar unos cinco días. En cualquier caso, además de aportar la documentación sanitaria necesaria, la información que se proporcione en dicho formulario debe corresponderse al 100 % con la del pasaporte, y las preguntas de seguridad que figuran en él deben responderse con total franqueza para evitar vivir un “caso Djokovic”.

--

Contenido patrocinado

Archivado en:

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Destacados