Pásate al MODO AHORRO
Logo Quiron Marzo22 copia

La neuralgia del trigémino, un dolor facial inexplicable y de máxima intensidad

Se trata de un trastorno muy doloroso del rostro de breve duración pero que reduce de manera significativa la calidad de vida de los afectados

El doctor Nicolás Samprón, neurocirujano de Policlínica Gipuzkoa, habla de la neuralgia del trigémino / QUIRÓNSALUD
El doctor Nicolás Samprón, neurocirujano de Policlínica Gipuzkoa, habla de la neuralgia del trigémino / QUIRÓNSALUD

La neuralgia del trigémino es uno de los cuadros sintomáticos dolorosos descrito como más intenso. Se caracteriza por dolor agudo e intenso en el territorio de una o varias ramas del nervio trigémino. Es un dolor fulgurante, que suele respetar el sueño y que responde de forma variable a tratamiento conservador.

Se describe como un cuadro de dolor paroxístico de breve duración, que afecta de manera predominante a la raíz nasal y la mandíbula. El dolor puede aparecer de forma espontánea o producirse por estímulos externos en zonas sensibles y desencadenarse por la masticación, hablar o lavarse los dientes.

Una solución definitiva

El doctor Nicolás Samprón, neurocirujano de Policlínica Gipuzkoa, puntualiza que dicho dolor “aparece como un rayo, puede durar unos segundos o hasta dos minutos, pero es de máxima intensidad, y afecta a un área bien definida de la cara, casi siempre sólo a una mitad -izquierda o derecha- de la cara y en la zona correspondiente con una o más de las ramas del trigémino”.

Precisamente, ha sido este especialista quien gracias a gracias a una operación de descompresión microvascular ha acabado con 40 años “fatales” de dolores “muy grandes” en la mitad izquierda de la cara que una paciente canaria, llamada María Antonia, quien ha descrito la neuralgia de trigémino que padecía como “tirones o calambres eléctricos que me salían del ojo y de la boca, sólo hacia la mitad de la cara”.

¿Qué lo causa?

El doctor Samprón explica que el trigémino es un nervio que debe su nombre a su composición, pues “tiene tres ramas”. “La primera se encarga del área de la frente; la segunda, de la maxilar; y la tercera, de la mandíbula”, concreta el neurocirujano.

“La causa más frecuente es el llamado conflicto neurovascular”, señala el especialista de la Policlínica Gipuzkoa, quien añade que el contacto entre un nervio anatómico normal y una arteria cerebral en una cavidad reducida “genera una especie de cortocircuito, que es lo que el paciente siente como un dolor”.

La solución definitiva

Hasta ahora, este trastorno se atacaba “con medicación y sin necesidad de cirugía”, que resultaba insuficiente. Esta paciente relata que “me aliviaba el dolor, pero sin llegar a quitarlo”, a pesar de visitar a varios médicos y someterse a infiltraciones, técnicas destructivas, e incluso una intervención quirúrgica “que no me hizo nada”.

El neurocirujano Nicolás Samprón expone que “la descompresión microvascular es, sin duda, la más elegante, la más eficaz y la que mejores resultados ofrece”. Este método consiste en “identificar el área del trigémino y solucionar el conflicto neurovascular interponiendo un implante entre la arteria y el nervio a través de una pequeña apertura detrás del área de la oreja”.

Diagnóstico y alternativas

La neuralgia del trigémino parte de un diagnóstico clínico. Es decir, “no se necesita más que una buena entrevista con un médico, habitualmente un neurólogo, que confirme el diagnóstico”.

Sin embargo, apunta el doctor Samprón, la evaluación no basta y “hoy en día, conviene realizar siempre un estudio de imagen cerebral, especialmente de alta definición como la resonancia magnética de alto campo 3 Teslas con la que contamos en Policlínica Gipuzkoa”.

 

 

Archivado en:

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Destacados