Pásate al MODO AHORRO

La prohibición de los locales de juegos en el País Vasco beneficia al sector online

Se sigue produciendo un desplazamiento constante de los jugadores vascos hacia el entorno virtual

Mujer en una sala de tragaperras
Mujer en una sala de tragaperras

Euskadi tiene previsto el cierre de un buen número de locales de juego y apuestas por hallarse a una distancia por debajo de los 150 metros de cualquier centro educativo. Las autoridades vascas lanzaron la voz de alarma en el informe presentado por el Observatorio Vasco del Juego del pasado 2020, señalando la excesiva presencia de estos espacios lúdicos en la sociedad vasca.

Con estos cierres masivos, a nadie puede extrañar que aumente, aún más, el juego online. Es bastante probable que juegos con un notable éxito, como puede ser MansionCasino, rompa todo tipo de récords en el número de usuarios.

La penetración de este tipo de juegos online entre el público más joven no deja de crecer de forma exponencial. Los números que mantenían las casas de apuestas y de juego a pie de calle se van trasladando, rápida y masivamente, al entorno virtual.

Datos de la afición al juego en el País Vasco

Nada menos que siete de cada diez ciudadanos vascos confiesan haber apostado al menos una vez el último año. Así mismo, ocho de cada diez aseguran haber visto a algún amigo o familiar llevar a cabo apuestas en su infancia o juventud. Por último, casi el 25% de la población vasca admite haber tenido contacto con este mundo antes de la edad mínima legal, es decir, de los 18 años.

En relación a los juegos digitales en internet, es entre la juventud donde se ha acrecentado de forma notable el interés y la actividad lúdica. Un aumento que ha abierto un intenso debate público sobre la forma en la que esta fórmula de ocio está afectando a la sociedad en su conjunto.

La juventud vasca, la más expuesta

Está demostrado que es a la juventud la más expuesta a caer en adicciones como la ludopatía. El motivo de este riesgo no es otro que el de la facilidad con la que se accede, en mayor cantidad, a espacios recreativos con juegos con una enorme capacidad para crear estados de dependencia.

Los juegos por los que los jóvenes vascos sienten una mayor afinidad en la categoría online son las salas de juegos, el póker, el casino y las apuestas deportivas. Los estudios realizados sobre este sector poblacional, la juventud en el País Vasco, demuestra que apuestan hasta cinco veces más que el resto de la población española. Además, sus apuestas son más altas, es decir, arriesgan un volumen de dinero mucho mayor. Las cifras son bastante esclarecedoras, nada menos que el 3,3 % de la sociedad vasca, enmarcada entre los 18 y los 24 años, tiene por costumbre apostar o jugar en este tipo de espacios algo más de 100 € mensuales. Una cifra que choca frontalmente con la que ofrece esta misma franja de edad en el resto del territorio nacional, que apenas llega al 0,9 %.

Por último, cabe destacar que es normal que se tenga menos consciencia sobre estos excesos si se reconoce que la tónica habitual de la gran mayoría de la población jugadora, alrededor del 96 %, suele apostar alrededor de los 50 euros al mes.

--

Contenido patrocinado

Archivado en:

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Lo más leído
Destacados