Pásate al MODO AHORRO

El estrepitoso fracaso de 'Radar Covid' por "falta de cultura comunitaria" y poca promoción política

Desde su lanzamiento, se ha descargado casi 7 millones de veces pero solo ha notificado 48.800 positivos

App Radar Covid / EUROPA PRESS
App Radar Covid / EUROPA PRESS

Según los datos de la propia aplicación, Radar Covid se ha descargado casi 7 millones de veces en España desde su lanzamiento a principios de agosto. Una cifra inferior a la que esperaba el Gobierno, pero aun así abundante. El problema está en que solo se han declarado 48.800 positivos a través de esta app

Es decir, desde que se lanzó la app solo el 1,87% de los contagios se han notificado a través de la aplicación. El Gobierno vasco se adelantó y también lanzó su propia aplicación a finales de marzo. Aunque no haya datos sobre esta, tampoco existen garantías de que haya tenido mayor éxito. Sobre todo después de que el Gobierno central lanzara la suya. 

Si las aplicaciones móviles son ya imprescindibles para la gran mayoría de la población, ¿por qué una tan esencial en tiempos de pandemia apenas se utiliza? Su funcionamiento es sencillo. Tras descargarla (y aceptar varios avisos y permisos relacionados a la privacidad y seguridad) únicamente hay que mantener activo bluetooth para recibir avisos de que hemos estado en contacto con otro positivo. Dicho positivo deberá notificar en la app que tiene el virus, y es aquí donde está el problema. Solo 48.000 personas han notificado su positivo en la app, con lo que la cadena de avisos es de escaso recorrido. 

¿Qué es lo que falla entonces? ¿Por qué no se usa una aplicación que es más sencilla de usar que WhatsApp o Facebook? Para Igor Ahedo, sociólogo y doctor en Ciencias Políticas de la UPV, el error es que "las aplicaciones funcionan porque están orientadas a una satisfacción muy personal o al ocio. Las que están diseñadas para la construcción personal o para la colaboración difícilmente triunfan. Tampoco se han establecido incentivos para usarla. Nos acercamos de una forma egoísta a las apps, y por eso 'Radar Covid' apenas ha tenido repercusión”. 

Ni políticos ni 'youtubers'

Este puede ser el principal motivo por el que no se ha usado. Pero no el único. Según Ahedo, los políticos deben ser los líderes y los que tomen las responsabilidades en la sociedad. Y a juicio del sociólogo no lo están haciendo. “¿A cuántos políticos hemos visto usar la app? ¿Cuántas veces la hemos visto publicitada? No han utilizado a youtubers o figuras de referencia para usarla. No puedes esperar que la gente no le dé importancia a algo si tú no se la das. La ciudadanía es responsable cuando la clase política lo es, y desde que comenzó la pandemia solo hemos recibido mensajes contradictorios”, explica. 

Otro de los aspectos a remarcar es la “falta de cultura comunitaria” existente en el país. “El uso de esta plataforma expone al sujeto al estigma. Le culpabiliza”, añade. Por último está el aspecto referente a la privacidad. 'Radar Covid' ha sido cuestionada por esto desde el principio, aunque en la propia aplicación avisan de que no se recogen datos personales ni de geolocalización. "La privacidad no existe desde que descargamos WhatsApp, Facebook o navegamos por internet. La excusa de la privacidad es la sencilla para argumentar que tú no estás dispuesto a colaborar".

Archivado en:

Lo más leído
Destacados