Pásate al MODO AHORRO

Euskadi agradece a Amancio Ortega la donación de un equipo de radioterapia para tratar el cáncer

La Fundación Amancio Ortega ha donado un equipo de vanguardia de radioterapia de protones para tratar a enfermos oncológicos

El accionista mayoritario de Inditex, Amancio Ortega / EFE
El accionista mayoritario de Inditex, Amancio Ortega / EFE

Dice el refrán que es de bien nacido ser agradecido y este jueves el Parlamento vasco ha agradecido al empresario Amancio Ortega la donación al País Vasco de un equipo de vanguardia de radioterapia de protones para tratar a enfermos oncológicos. La Fundación Amancio Ortega, del fundador del grupo Inditex, que engloba entre otras a firmas tan populares como Zara, Massimo Dutti o Bershka ha donado un nuevo aparato valorado en 28 millones de euros que servirá para tratar tumores de manera más localizada y precisa, evitando irradiar tejidos sanos de alrededor.

Esta donación es fruto del convenio de colaboración entre el Ministerio de Sanidad, seis comunidades autónomas y la Fundación de Amancio Ortega que ha entregado un total de 10 equipos valorados en 280 millones de euros a las regiones de Andalucía, Madrid, Cataluña, Valencia, Galicia, Canarias y Euskadi.

El Parlamento vasco ha agradecido la aportación realizada al sistema público vasco de salud por la Fundación Amancio Ortega a través de una enmienda transaccional que ha contado con el apoyo del Gobierno, la coalición PP+Cs y Vox, así como la oposición de EH Bildu y Elkarrekin Podemos.

El portavoz del grupo proponente de la iniciativa, Carmelo Barrio, (PP+Cs) ha explicado que la sociedad vasca agradece la donación del equipo de radioterapia de protones a Euskadi, ya que supone "un paso importante en la oncología" para la asistencia sanitaria que mejorará la atención a los enfermos de cáncer.

Por contra, EH Bildu y Podemos han criticado que el Parlamento agradezca una donación que "esconde una campaña de marketing" a favor de un empresario que cuenta con "hechos consumados de explotación laboral" y que supone "una falta de respeto a la sanidad pública vasca".

Osakidetza gestionará la nueva máquina y además de a la población vasca, también servirá para tratar a enfermos oncológicos de Navarra, La Rioja, Cantabria y las provincias de Burgos y Soria de Castilla y León. El País Vasco se encargará de la inversión necesaria para la instalación y puesta en funcionamiento del equipo para lo que se ha previsto una inversión de 3 millones de euros. 

Lo más leído
Destacados