Pásate al MODO AHORRO

Ocho de cada diez jóvenes vascos denuncian la emergencia climática y reclaman renovables

Más del 83% de los jóvenes están dispuestos a contar en su entorno con una instalación de producción de energía limpia

Placa solar térmica, en una imagen de archivo / EP
Placa solar térmica, en una imagen de archivo / EP

Casi 8 de cada 10 jóvenes vascos (78,7%) cree que la situación actual es de emergencia climática y justo la mitad (50,1%) opina que la lucha contra el cambio climático debería ser una prioridad para Euskadi, según el Observatorio Vasco de la Juventud dependiente del departamento de Igualdad, Justicia y Políticas Sociales del Gobierno vasco. Ese estudio señala que también el 80% de los jóvenes están dispuestos a contar ceca con una instalación de energía renovable.

Según esta encuesta, el 50,2% de los jóvenes siente principalmente impotencia al pensar en el cambio climático y el 45,4% indignación. Según la encuesta realizada por el Observatorio Vasco de la Juventud, el colectivo juvenil de Euskadi considera que "los avances científicos no podrán combatir el cambio climático sin cambiar nuestro estilo de vida". En este sentido, los jóvenes abogan por cambiar el actual modelo económico y los hábitos de consumo. La mayoría de la juventud ha oído hablar de la transición energética, casi tres de cada diez, y del Pacto Verde Europeo, algo más de la mitad.

También son mayoría quienes no creen probable cumplir uno de los principales objetivos de ese pacto, como es la emisión neta 0 de gases de efecto invernadero para 2050. Son más quienes preferirían utilizar energía de fuentes renovables, aunque suponga pagar mayor precio por la electricidad (54,2%) que quienes se oponen a ello si supone pagar un precio más alto (37,1%).

Energía renovable en su entorno

En cualquier caso, ocho de cada diez jóvenes estarían dispuestos a tener en su entorno cercano una instalación de energías renovables (83,3%).La mayoría de las personas jóvenes sienten que las cuestiones medioambientales les afectan mucho o bastante en su vida diaria y en su salud (82,6%), y la mayor parte dice seguir habitualmente distintos comportamientos que se consideran ligados al cuidado del medio ambiente, si bien, de los propuestos, únicamente dos son realizados de forma mayoritaria por motivos medioambientales, como son separar la basura para reciclar y llevar la propia bolsa a la compra.

En otros casos, como limitar el uso de la calefacción, por ejemplo, ahorrar es una razón de mayor peso. En cuanto a la disposición a realizar de forma habitual distintas acciones para cuidar el medio ambiente, solo alcanza a ser mayoritaria la disposición a reducir el consumo de plásticos o a ir andando o en bicicleta en recorridos urbanos de menos de 3 kilómetros.

La juventud no se muestra dispuesta a reducir sus compras por Internet, que conllevan reparto a domicilio, o a realizar compras que supongan un coste mayor por ser de cercanía.

Archivado en:

Destacados