Pásate al MODO AHORRO

Una 'app' vasca ayuda a los pacientes con diabetes a controlar y mejorar su enfermedad

En Euskadi, la prevalencia global de esta enfermedad en mayores de 18 años es de un 10,6%

Imagen de la app 'Cori'. / Chubby apps
Imagen de la app 'Cori'. / Chubby apps

La diabetes es una de las enfermedades crónicas más prevalente a nivel mundial, más de 300 millones de personas en el mundo y 56 millones en Europa la padece, la prevalencia ha aumentado y la previsión es que continúe haciéndolo. De hecho, la Organización Mundial de la Salud ha catalogado esta enfermedad como una de las epidemias del siglo 21. En Euskadi, la prevalencia global en mayores de 18 años es de un 10,6%. El factor de riesgo más importante en la aparición de esta enfermedad es la tendencia creciente a la obesidad y el retraso en el diagnóstico implica que cuando se detecta, la mitad de los pacientes ya presenta alguna complicación. 

Una startup alavesa, Chubby Apps, ha detectado la necesidad de un mayor control de esta enfermedad y ha desarrollado una aplicación para que los pacientes puedan llevar un mayor seguimiento de su diabetes a través del teléfono móvil. Cori es una app que nace con un objetivo: ayudar a las personas con diabetes a recuperar el control y seguir mejorando día a día. 

Asier G. Morato y Patricia Bedoya son el equipo que ha desarrollado esta idea y Morato explica que Cori funciona como “una especie de diario”. Los usuarios registran o importan datos de glucosa, comidas, medicación u otros factores que afectan los niveles de azúcar en sangre y Cori los analiza de modo global para ver la foto completa. “Esto se puede hacer a mano, pero lo realmente interesante es cuando lo conectas con los biosensores de glucosa que son capaces de medir el azúcar en sangre cada 5 minutos. Son más de 105.000 datos al año que Cori analiza en tiempo real para mostrar de forma clara cómo estás evolucionado. Está demostrado que cuanto mejor conocen los pacientes su diabetes mejor controlada la tienen”, explica Morato. 

La app hace un seguimiento a largo plazo. Además del análisis de datos, incluye un sistema de gamificación basado en retos y medallas para “motivar al usuario a seguir progresando día a día”. 

Muchas de las personas que sufren esta enfermedad son mayores y ya es más que conocida la brecha digital que cada vez es más grande. Esto es algo que el equipo tuvo en cuenta y a la hora de diseñarla pensó en ellas: “Cori está diseñada pensando en las personas, no en los médicos. Hemos trabajado mucho cada parte de la app para que resulte accesible a todo tipo de personas, desde invidentes que necesitan un lector de pantalla hasta personas que no están muy familiarizadas con la tecnología”. 

El confinamiento y la falta de consultas médicas

La idea comenzó a cocinarse durante el confinamiento por el covid y un empeoramiento en la enfermedad que el propio Asier G. Morato sufre. “El estrés afecta a la glucosa y la incertidumbre de ese mes hizo que mi azúcar se disparará por las nubes. Hace años que Osakidetza da a las personas con diabetes unos biosensores que miden la glucosa cada pocos minutos, pero pese a tener tanta información me era casi imposible entenderla y pedir cita con el endocrino era casi imposible. Ahí es cuando decidimos ponernos manos a la obra y crear Cori”, relata. 

Antes de empezar con todo el proceso, quisieron recoger ideas y aportaciones de otras personas con la misma enfermedad y abrieron una aplicación beta pública en abril donde han contado con más de 150 personas que han ayudado a hacer que la app sea más accesible: “al final, no hay dos personas que vivan su diabetes de la misma forma”. 

En las últimas semanas, esta app vasca ha recibido galardones como el premio a la mejor idea por parte de Álava Emprende; y ha sido seleccionada para el Innomakers4Health 2021organizado por Pfizer.

Archivado en:

Destacados