Pásate al MODO AHORRO

Bizkaia tiene inutilizada desde hace ocho años una depuradora que costó nueve millones

Esta obra supone unos gastos anuales de aproximadamente 28.000 euros en mantenimiento

Bizkaia tiene inutilizada desde hace ocho años una depuradora que costó nueve millones/ EP
Bizkaia tiene inutilizada desde hace ocho años una depuradora que costó nueve millones/ EP

La Diputación de Bizkaia tiene inutilizada desde hace ocho años una depuradora de agua en el municipio de Karrantza que costó casi 9 millones de euros. El motivo es que las obras para completar la red de abastecimiento están paralizadas desde hace 6 años. La inutilización de la infraestructura conlleva además unos gastos anuales de 28.000 euros en mantenimiento.

Como ha informado este blog, el Tribunal Superior vasco investiga a la Diputación de Bizkaia por rescindir de forma unilateral las ayudas para la gestión del agua en el municipio de Karrantza por cerca de 30 millones de euros. Se trata de convenios suscritos hace 10 años para garantizar el agua potable y el tratamiento de las aguas residuales.

La denuncia, presentada por el Ayuntamiento de Karrantza, señala que la razón última es la reticencia de este Consistorio en integrarse en el Consorcio de Aguas provincial. Pero la Diputación si ha concedido las ayudas para las mismas obras en otros dos municipios de esta comarca, que tampoco están integrados en el Consorcio.

En el caso del tratamiento de agua potable, la Diputación vizcaína y el Ayuntamiento de Karrantza (gobernado por la plataforma vecinal Karrantza Zabala) firmaron en 2011 un convenio en el que se fijaban las condiciones para la red de abastecimiento de agua potable en el municipio. Se trataba de sustituir las tres estaciones dispersas en el municipio por una única depuradora con mayor capacidad y un mejor tratamiento. Entre 2011 y 2013 se construyó la nueva depuradora y en 2014 se firmó otro convenio entre la Diputación y el Consistorio para ejecutar las conexiones con las tres estaciones antiguas, que dejarían de funcionar.

La Diputación realizó en 2015 las obras de conexión con una de esas tres depuradoras. Pero paralizó los trabajos de las otras dos por las discrepancias del Consistorio en integrarse en el Consorcio de Aguas provincial. Así, desde 2015 esos trabajos están parados y la depuradora nueva no puede funcionar. La Diputación vizcaína ha requerido en varias ocasiones al ayuntamiento de Karrantza para que se encargase de los gastos de la nueva depuradora, aludiendo al convenio.

El Consistorio de Karrantza se ha negado amparándose en el artículo 6 de las cláusulas del convenio de 2014 que cita textualmente que el mantenimiento será obligación del ayuntamiento “condicionada a la culminación de todas las infraestructuras previstas”. El último requerimiento de la Diputación para hacerse cargo de la depuradora es del pasado octubre, en el que le da un mes de plazo para hacerse cargo de esta infraestructura. En caso contrario, anuncia que tendrá que pagar los gastos de mantenimiento. Si se opone, “propondrá el ejercicio de las acciones legales correspondientes frente a dicho incumplimiento municipal”.

El ayuntamiento respondió días después con otro escrito en el que alude a que el convenio solo establece la disposición municipal de la depuradora cuando todas las obras estén culminadas. El último paso de la Diputación fue el pasado 19 de enero, cuando acordó extinguir de manera unilateral el convenio del abastecimiento de agua en Karrantza.

Archivado en:

Lo más leído
Destacados