Pásate al MODO AHORRO

"Estamos frustrados, nada de lo que hacemos parece suficiente para que se termine la pandemia"

Después de más de año y medio conviviendo con el virus, la población vasca está "cansada y agobiada" y pide que las medidas vayan a quienes no se vacunan para que "no lo paguemos todos"

Gente paseando por una céntrica calle de Bilbao. / EP
Gente paseando por una céntrica calle de Bilbao. / EP

Cansancio, agobio, frustración, hartazgo, aburrimiento e incluso cabreo... son algunas de las palabras que pronuncian los vascos al preguntarles por esta pandemia que lleva más de año y medio y cuyo final parace que no se vislumbra. Al menos no en el corto plazo. "Unidos, saldremos adelante. Unidos, venceremos al virus". Esas fueron las palabras que dirigió a la población Pedro Sánchez el 14 de marzo de 2020 cuando empezaba esta pesadilla se está alargando mucho más de lo esperado.

Euskadi ha pasado en estos meses por dos emergencias sanitarias y acaba de anunciar que va a reactivar la tercera ante el descontrol de los contagios de las últimas semanas que están elevando la presión hospitalaria. A pesar de los buenísimos datos de vacunación, algo que resulta bastante chocante.

Llegan nuevas variantes, el antídoto para los más pequeños se está haciendo esperar, ya no son dos dosis las necesarias sino que se suma una tercera... parece que "nada es suficiente" y eso genera mucha "impotencia" entre todos aquellos que sí han hecho lo que las autoridades les han pedido y que ahora vuelven a ver tambalear todos sus planes antes posibles nuevas restricciones. Porque llegarán. O al menos eso asegura el Gobierno vasco que esta vez ha logrado que la justicia (eso sí, el Tribunal Supremo porque la justicia vasca no lo hizo) le de la razón y permita imponer el pasaporte covid para entrar ciertas actividades de ocio.

Jesús Azpiazu (55), administrativo

"Yo ya estoy aburrido y deprimido. Algunos cumplimos pero otros no y encima no pagan las multas ni se les castiga con nada. Y luego están los que no se vacunan, que claro que tienen derecho, pero son muy egoístas. Aún así lo del pasaporte covid no lo veo bien porque le dejan la responsabilidad a los que no son policías, se la dejan a la hostelería que no tiene medios, ¿qué van a hacer, tener que contratar a una persona para eso? En países como Francia es la policía la que va pidiendo este certificado, pero aquí no, todo a los bares".

"Nos dijeron que nos vacunáramos, que con dos dosis íbamos a estar protegidos. ¡Pues tan bien no estaremos con dos dosis cuando nos están pidiendo ahora una tercera!. Yo no veo el final de esto, o al menos ahora. Sí que lo veía en primavera, cuando nos quitaron las mascarillas en la calle, pero ahora con nuevas cepas etc... vamos para atrás".

Julen Ibañez (23), camarero

"Uno se cansa ya de que parezca que estamos al final del túnel y volver una y otra vez a lo mismo y para atrás. Los casos son mas leves, está demostrado, y es injusto que nos vuelvan a poner medidas otras vez, no entiendo por que volvemos a la emergencia sanitaria. Entiendo que pidan el pasaporte, me parece bien, pero en cierta manera es algo que limita la libertad de una persona. La gente no tiene obligación a vacunarse pero ahora sí van a tenerla de mostrar este papel para ciertas cosas, entonces en el fondo están obligando a vacunarse".

"Pero mirándolo desde otro lado, si no te vacunas esto es lo que te toca. Y espero que la gente vea que lo estamos pagando todos y que por un poco de solidaridad al final se vacune. Es triste tener que ponerse así, pero entiendo que lo tengan que pedir porque con la vacuna te dan la oportunidad de salvarte, pero si no la quieres, no puedes estar paralizando un país. Es muy egoísta".

María Bravo (56), desempleada

"Es muy frustrante porque nada de lo que hacemos parece suficiente para que esto se termine. Te cansas de ver que no hay nada que puedas hacer porque cuando parece que remontamos pasa algo o llega una nueva variante como ahora. La gente tiene que hacer caso, por favor, porque si cada uno hace lo que le da la gana... no hay solidaridad por ninguna parte. Yo respeto que alguien no quiera ponerse la vacuna, pero ellos no respetan mi vida ni que yo no me quiera contagiar. Es increíble.

Que les restrinjan a ellos, no podemos pagar todos, ya bastante hemos pasado y aguantado en más de año y medio en el que no hemos podido casi ni ver a nuestras familias. Hay que tener un poco de cabeza y a quien no la tenga pues hay que ir donde más nos duele, al bolsillo. Poner multas de verdad y si no hay que dejarles entrar a ciertos sitios pues que no se les deje, pero si no nos ponemos serios nunca saldremos de este bucle. La gente le ha perdido el miedo y se ha vuelto insolidaria e irrespetuosa".

Laura Martínez (24), enfermera

"La situación se está complicando, las hospitalizaciones suben, pero si que es cierto que los casos no están siendo tan graves como hace unos meses gracias a la vacunación. Pero es evidente que si ahora están subiendo así los casos es porque se está haciendo algo que antes no se hacia y es que la gente está volviendo a la normalidad. Y claro que se necesita. Incluso yo siendo enfermera y siendo realmente consciente de la solución quiero volver a la normalidad, pero hay que verlo con perspectiva y las circunstancias son complicadas. Yo tengo todo el cuidado posible y ya casi ni leo las noticias que salen sobre el tema.

Hemos vuelvo a la era precovid con fiestas llenas, discotecas llenas, sin medidas de protección por muy obligatorias que sean, sales un sábado y es como si el covid no hubiera existido y sigue ahí. Tengo 24 años y claro que me gustaría que todo volviera a la normalidad con fiestas, viajes pero estoy preocupada y hay que parar esto.

Y claro que hay que vacunarse, porque si estas vacunado la mayoría de los casos que tienen síntomas son muy leves. Si no hacemos las cosas con cabeza el covid va a seguir en nuestras vida, y entiendo que hay que instaurar medidas, no tan duras como el año pasado, pero sí que contengan la situación".

Alberto González (57), operario

"Ya estamos hartos, es el día de la marmota. Pero qué nos esperamos si hay tanta gente insolidaria y egoísta que no es capaz de vacunarse y arrimar un poco el hombro. Si hay que exigir el pasaporte o lo que sea, que lo exijan. Lo que no podemos es todos olvidarnos del virus y mirar para otro lado. Claro que tenemos ganas de que todo vuelva a ser como antes, pero hay que verlo como una cuenta atrás. Lo que no veo bien es que ahora nos vuelvan a poner medidas a todos, a los que hemos cumplido con todo lo que nos han pedido también. Nos hemos quedado en casa cuando nos han dicho, hemos vuelto a casa cuando nos han dicho, no hemos salido de nuestras ciudades porque no nos han dejado, ni ver a nuestras familias y nos hemos vacunado como tanto nos han insistido. Que ahora otra vez nos afecten las medidas a todos por igual no es justo y eso si que puede generar crispación y cabreo entre la gente".

Mikel Irazabal (28), profesor

"Que ahora pidan el pasaporte covid lo veo bien porque bastantes problemas hay ya como para que haya mas con la gente que está sin vacunar andando por ahí. Ellos dicen que vulneran sus derechos, pero más vulnera que colapsen ellos la sanidad. Lo que no podemos es volver otra vez a casa, además creo que el Gobierno de Urkullu lo ha hecho bastante mal porque las medidas que ha tomado, por lo generan, han sido bastantes malas y con cero sentido. En países ya se lleva utilizando desde hace meses y creo que se tenia que haber puesto hace tiempo.

Además yo lo pondría obligatorio para todos lados, cerrados y de consumo. Hay países que llevan ya tiempo y aquí mucho han tardado. A ver si así la gente espabila. Lo que me parece una tontería es lo de la mascarilla en exteriores, eso no tiene ni pies ni cabeza. Y si hay que ponerse las tercera dosis, pues nos la ponemos".

Lo más leído
Destacados