Pásate al MODO AHORRO

El chef vasco Asier Urbina, de los fogones de un estrella Michelín a cocinero privado de Courtois

El cocinero vitoriano estuvo al frente de la cocina del restaurante Ikea de la capital vasca, con una estrella Michelín, y ahora se encarga de la alimentación del portero del Real Madrid

El chef vitoriano Asier Urbina junto con el portero del Real Madrid, Thibaut Courtois. / Instagram
El chef vitoriano Asier Urbina junto con el portero del Real Madrid, Thibaut Courtois. / Instagram

El chef encargado de la cocina para el portero del Real Madrid, Thibaut Courtois, es vasco y se llama Asier Urbina. El cocinero vitoriano de 34 años fue el jefe de cocina del restaurante Ikea, un histórico local de la calle Portal de Castilla de Vitoria que llegó a ostentar una estrella Michelin. De ahí dio un paso más y llegó hasta la cocina del hotel Silken Ciudad de Vitoria como Executive chef hasta el año 2019. Al poco tiempo se le presentó una oportunidad laboral totalmente diferente y se mudó con toda su familia a Madrid para ser el cocinero privado de Courtois. 

Todo empezaba con un mensaje. Un buen amigo de Urbina recibía un Whatsapp en el que ponía "necesito un cocinero". El vitoriano poco lo dudó y se embarcó en esta nueva oportunidad. "El proyecto era “fácil”, cocinar para el mejor portero del mundo con la mejor ayuda posible, mi “gurú” de la alimentación, mi mujer. Sabía que éramos un tándem ganador", así lo cuenta el propio Asier Urbina en sus redes sociales. 

Él reconoce que estaba algo "asustado" por las cosas que leía en la prensa, pero describe este tiempo trabajando para él como unos "meses brillantes" en los que ha forjado una gran amistad con el futbolista madridista. "Al margen del sacrificio deportivo, de la alimentación, de los entrenamientos en Valdebebas, de los entrenamientos en casa, de los que he de decir que me he reído mucho compartiendo esas horas contigo. Al margen de todo eso, es una gran lastima no poder prestar mis ojos para que el resto del mundo te vea como te veo yo" escribía el vitoriano aprovechando para agradecerle a Courtois el "haberles ayudado en tantas ocasiones". 

Son numerosas las publicaciones que el cocinero vasco ha subido a sus redes sociales junto al portero del Real Madrid, incluso en su propia cocina, y vive cada triunfo del madridista como si fuera suyo mostrando siempre los "orgulloso" que está de él. 

Asier Urbina formaba parte del equipo de Ikea cuando, bajo la tutela de José Ramón Berriozábal, el restaurante logró la estrella Michelin en 2010. También ha aprendido en la cocina de Iñaki Moya, su jefe hasta que el guipuzcoano decidió cambiar de aires y pases a ser profesor del Basque Culinary Center. Tras dos años y tres meses al frente del restaurante Ikea, cambió los fogones de este establecimiento por los del Hotel Ciudad de Vitoria, donde asumió la jefatura gastronómica. Durante este tiempo también ha impartido charlas TED y ha realizado un Ironman en el Triathlon Vitoria para recaudar así comida para el Banco de Alimentos. 

Destacados