Pásate al MODO AHORRO

Cinco años de prisión para el hombre que agredió y raptó a su expareja en el maletero

La víctima renunció a cualquier acción que pudiera corresponderle y no reclamó ninguna cantidad en concepto de responsabilidad civil

EFE

Vehículo de la Policia Nacional / EFE
Vehículo de la Policia Nacional / EFE

La Audiencia de Bizkaia ha condenado a cinco años de prisión a un hombre que agredió y raptó a su expareja llevándola en el maletero del coche, hasta que unos agentes de policía le descubrieron al observar que las piernas de la mujer sobresalían del maletero. Según la sentencia hecha pública este martes, el acusado, Maximiliano, mantuvo una relación sentimental con la víctima, Ana María, con la que tiene dos hijos menores en común, y cuando sucedieron los hechos el hombre tenía prohibido acercarse a ella.

Sin embargo, el 14 de mayo de 2020, sobre las diez de la noche, el encausado se encontraba en compañía de Ana María en el salón de la vivienda de la madre del encausado, quejándose la mujer de dolor de muelas y metiéndole el encausado una pastilla en la boca.

Se inició una discusión entre ambos motivada por los celos que sentía el encausado al leer los mensajes de WhatsApp que Ana María se habría escrito con una tercera persona, momento en el cual el acusado le dijo a la mujer que consumiera una raya de coca o la iba a agredir, y después la amenazó con matarla. A continuación, propinó a la mujer un fuerte cabezazo en la cara haciéndola caer al suelo mareada y perdiendo la consciencia.

Aprovechando el estado de inconsciencia, ató fuertemente con vendas los pies y las manos de Ana María, y la introdujo de esta manera en el maletero de un vehículo Audi A3. El hombre se desplazó a bordo del mismo con la perjudicada de la forma descrita, hasta que fue sorprendido a las 8:40 horas del día 15 de mayo de 2020 en la carreta BI-3747 por agentes de la Policía Local, que observaron sobresalir del maletero las piernas Ana María.

La víctima renunció a cualquier acción que pudiera corresponderle y no reclamó ninguna cantidad en concepto de responsabilidad civil. La Audiencia ha condenado al hombre por un delito de detención ilegal, con los agravantes de alevosía y comisión del hecho por razones de género, a la pena de cinco años de prisión.

También le ha condenado a otros nueve meses de cárcel por delito continuado de quebrantamiento de medida cautelar y a varias penas de trabajos en beneficio de la comunidad por delitos de maltrato en el ámbito familiar.

Destacados
Lo más leído