Pásate al MODO AHORRO

El coche eléctrico desembarca con el 'ecotaxi' de Bilbao

Los usuarios tienen la posibilidad de pedir un vehículo eléctrico cuando demandan un servicio a Radio Taxi

Un hombre se dispone a entrar en un taxi en Bilbao /EP
Un hombre se dispone a entrar en un taxi en Bilbao /EP

La capital vizcaína está sufriendo una transformación con su apuesta cada vez mayor por los vehículos verdes. El transporte público se ha volcado con el medio ambiente y los taxis, no se han quedado atrás. Bilbao ya cuenta con 34 taxistas con coche eléctrico, de los 774 que hay en total, lo que equivale a un 5% del sector. Poco a poco la ciudad va dando paso a los modelos eléctricos posicionándose de las primeras dentro del estado español con más automóviles ecológicos destinados al transporte público de usuarios.  

Sin embargo, la pandemia está frenando el ritmo que había cogido. La paralización de las ayudas por parte de las autoridades locales está obstaculizando que muchos conductores se decidan por el cambio. El Ayuntamiento de Bilbao venía ofreciendo durante los últimos años unas subvenciones de 10.000 euros a los profesionales que cambiasen su modelo de coche convencional a uno ecológico. Por ello, su interrupción está ralentizando el proceso. “El concejal de movilidad siempre ha sido unos de los precursores, pero con este tiempo parados a la gente le está costando dar ese paso. Son coches caros donde  haces un desembolso importante. Por eso, esperamos que se vuelvan  a destinar estas ayudas al sector y se pueda seguir con el ritmo de transformación con el que veníamos”, señala el taxista Alberto Varona

El primer taxi eléctrico del sector que empezó a recorrer las calles de la villa lo hizo en el año 2014. Tres años después Varona se decidió a probar suerte y apostó por su primer coche eléctrico. Para el 2017, cinco taxistas más se habían unido al cambio y a raíz de ahí el número de conductores que se sumó al grupo fue en aumento. “Yo tenía que cambiar el coche y como siempre había tenido muy en mente la innovación en el mundo del automóvil vi que era la ocasión”, manifiesta Varona. Para entonces, el taxista ya había ojeado varios modelos híbridos enchufables, pero las ayudas de las instituciones públicas le empujaron a dar el paso definitivo y decidirse por una opción, en aquel momento, un tanto arriesgada por el tema de la autonomía. 

Al inicio, algunos compañeros se burlaban de aquella decisión. Sin embargo, el paso del tiempo y los beneficios que acarrean los vehículos de estas características, ha cambiado la mentalidad  de todos aquellos a los que al principio les resultaba algo gracioso. “Han visto que se puede trabajar perfectamente, que no contamina y que además resulta mucho más barato de mantener. Es un doble beneficio”, expone este taxista con una larga trayectoria en el sector y quién reconoce que ahorra hasta un 90% más que con su vehículo anterior.

Para su carga, Varona invierte una media de cuatro a cinco horas cada noche, donde la tarifa  de la luz es más económica. Lo hace en la parcela de su garaje comunitario, donde instaló una dispositivo particular (encargado de aportar la energía eléctrica) desde el que enchufa el coche. “El vehículo tiene una autonomía de 200 km, por eso con una carga diaria suele ser suficiente para poder trabajar el resto de la jornada. Si por algún motivo algún día he tenido que hacer más kilómetros, paro un rato al mediodía y lo dejo enchufado media hora”, declara. 

Posibilidad de solicitarlo

La aceptación por parte de los bilbaínos que conocen este servicio ecológico está siendo muy buena. De hecho, los clientes tienen la posibilidad de solicitar un vehículo de estas características cuando demandan un servicio a Radio Taxi. “Algunos usuarios lo han probado y como les ha gustado, siempre que llaman, piden directamente un coche eléctrico para que les vaya a recoger”, señala Varona. “Puede que en algún momento no haya ninguno en tu zona, ya que no siempre estamos trabajando todos a la vez. Pero en la medida de lo posible se intenta cumplir”, añade. Para su identificación, los vehículos llevan un logotipo distintivo en la parte trasera y lateral

2030

La ordenanza de taxis de Bilbao fijada hace varios años, señala  que solo podrán prestar servicio vehículos "cero emisiones" o ECO a partir de 2030. Las nuevas licencias deberán estar vinculadas, exclusivamente, a modelos de vehículos autotaxi que respeten los límites de emisiones establecidas, que estén clasificados según el distintivo ambiental "Cero emisiones" o "ECO" para los de categoría M1, de acuerdo con la clasificación del Registro de Vehículos de la Dirección General de Tráfico. Los vehículos M1 son aquellos que están destinados al transporte de personas y que tengan, además del asiento del conductor, ocho plazas sentadas como máximo.

 

Archivado en:

Destacados