Pásate al MODO AHORRO

Condenado a seis años de prisión un octogenario que mató a otro a navajazos

El encausado deberá indemnizar a la pareja del fallecido con 15.000 euros y con 21.301 euros a cada uno de los dos hijos del mismo

EFE

Vista del Tribunal Superior de Justicia del País Vasco. ARCHIVO
Vista del Tribunal Superior de Justicia del País Vasco. ARCHIVO

La Audiencia de Bizkaia ha condenado por homicidio a seis años de prisión a un octogenario que mató a navajazos a otro el año pasado en Bilbao, según la sentencia hecha pública este martes. El crimen ocurrió la tarde del 29 de abril de 2020, cuando el acusado, Raúl, de 81 años de edad y sin antecedentes penales, caminaba por la calle Santa Clara de Bilbao.

Al llegar a la altura de la frutería Zelaia, en esta calle, se cruzó con Dionisio, de 82 años, quien se hallaba esperando a su pareja en el exterior de la frutería portando guantes de plástico en ambas manos. Dionisio, al ver a Raúl, con quien mantenía desavenencias anteriores, emprendió a paso ligero la dirección tomada por Raúl hasta que, a la altura del nº 12 de la misma calle Santa Clara, entre dos vehículos estacionados, se produjo una disputa entre ambos, gritándose y forcejeando.

Durante esta pelea, Raúl sacó una navaja y "guiado por el ánimo de matar", asestó a Dionisio nueve navajazos en total. Tras la agresión, Raúl se apartó de Dionisio y, ante las personas allí presentes, manifestó "no sabéis lo que me ha hecho este hombre toda la vida".

Acto seguido, portando en su mano derecha la navaja, abandonó el lugar por la calle Santa Clara en dirección a la Plaza Haro, al tiempo que decía expresiones tales como "ya no me molesta más". Por su parte, Dionisio caminó tambaleante hasta el exterior de la frutería Zelaia donde cayó desplomado al suelo a las 16:42 horas, falleciendo en el lugar minutos después.

Según la sentencia, en el momento de la agresión el acusado sufría un trastorno neurocognitivo leve que disminuía sus capacidades intelectivas y volitivas en grado entre ligero y moderado. Raúl reconoció expresamente haber dado muerte a Dionisio, tras una discusión, clavándole una navaja de modo voluntario, por lo que la Audiencia le ha condenado por delito consumado de homicidio a seis años de prisión, apreciando atenuantes como anomalía psíquica y reparación del daño.

El encausado deberá indemnizar a la pareja del fallecido con 15.000 euros y con 21.301 euros a cada uno de los dos hijos del mismo.

Destacados
Lo más leído