Pásate al MODO AHORRO

El calendario de vacunación agrava el conflicto de las haurreskolak

Los sindicatos de Steilas, LAB y ELA han programado tres movilizaciones para este mes de febrero en relación a la falta de negociación por parte del departamento de Educación del Ejecutivo

Movilizaciones de las Haurreskolak en Bilbao/ EP
Movilizaciones de las Haurreskolak en Bilbao/ EP

El sindicato Steilas ha hecho una reclamación al Gobierno vasco para que se incluya a aquellos que trabajan en el sector de la enseñanza en el calendario de vacunación. Los docentes desarrollan su labor en aulas cerradas y con un gran número de alumnos, “muchos trabajamos con niños pequeños o niños con necesidades especiales que no llevan mascarilla, pedimos protección”, recuerda Sonia Pérez, responsable del sindicato Steilas. Junto con los sindicatos ELA y LAB han fijado ya la fecha para tres nuevas jornadas de paro los días 22, 23 y 24 de febrero si los responsables del consorcio de Haurreskolak y el Gobierno vasco siguen sin atender a sus demandas. El departamento de Educación afirma que mantienen contacto con el consorcio y que está abierto al diálogo.  

Los sindicatos no dicen lo mismo. Desde los tres sindicatos critican la falta de voluntad que tiene Educación para reunirse. “Desde septiembre que comenzamos con las movilizaciones, solo nos hemos reunido una vez, en diciembre, y no hemos vuelto a saber nada”, asegura Pérez. El objetivo de dicha reunión era reglar las mesas de diálogo y hablar sobre el personal de gestión. Los sindicatos no obtuvieron ningún tipo de respuesta por parte del departamento y tampoco llevaron una propuesta para presentar, “vinieron sin nada”, afirma la responsable de Steilas.  

Un nuevo convenio para las Haurreskolak 

Los centros educativos infantiles vascos piden a la nueva gerente de las Haurreskolak un nuevo convenio para modificar la normativa, la contratación y la protección sanitaria, entre otros. Desde Steilas piden que las Haurreskolak sean integradas en el departamento de Educación, así como una educación pública y gratuita. También reclaman su incorporación en la provisión de Equipamientos de Protección Individual (EPI) que realiza Osakidetza en la enseñanza pública y un aumento del presupuesto.  

Educación cuestiona el papel de las Haurreskolak ya que la cifra de usuarios en estos centros ha disminuido. La falta de niños en las aulas puede ser por varios motivos. El miedo al contagio por la pandemia y las elevadas tarifas que imponen estos centros. “A día de hoy el 75% de las familias de Euskadi pagan 200 euros al mes para tener a sus hijos en una guardería”, explica Pérez. 

Cuatro movilizaciones en Euskadi 

Las movilizaciones han tenido gran seguimiento en los centros vascos. La última huelga realizada el miércoles 27 de enero la secundaron el 70% de los trabajadores. Los sindicatos piden nuevas medidas y una modificación en la financiación, que se centra únicamente en gasto sanitario. “Necesitamos material para las Haurreskolak. El Gobierno vasco ha dado 26 millones de euros a las aulas de 2 años de los centros concertados, mientras las Haurreskolak solo pueden gastar en EPIs”, critica la sindicalista.  

 

 

 

Archivado en:

Lo más leído
Destacados