Pásate al MODO AHORRO

Daniel Kretinsky, el joven multimillonario que ha llegado a un acuerdo con Eroski

A los 24 años Kretinsky ya formaba parte de J&T, el grupo financiero que le haría millonario hasta su etapa de mayor riqueza con el lanzamiento de la empresa energética EPH

Daniel Kretinsky, propietario del holding EP Corporate Group.
Daniel Kretinsky, propietario del holding EP Corporate Group.

Este lunes, 29 de marzo, la cadena de supermercados Eroski anunciaba un inversor para su filial Supratuc bajo la que operan los supermercados Caprabo y Cecosa: el holding checo EP Corporate Group. Al frente se encuentra una de las personas más ricas del planeta. Con 46 años y un patrimonio que supera los tres mil millones de euros, el checo Daniel Kretinsky posee, según la revista estadounidense Forbes, la tercera fortuna más grande de su país, con el grupo energético EPH como mayor fuente de riqueza. Sus inversiones abarcan, sin embargo, una retahíla de sectores. Además de participaciones en los diarios Le Monde, Elle o France Dimanche, Kretinsky junto con su socio eslovaco Patrik Tkac, son uno de los principales inversores en el sector minorista de alimentación en Europa con presencia en las cadenas de distribución Metro, Casino Guichard Perrachon y la británica Sainsbury's. 

Jérome Lefilliatre, periodista en Libération y autor de 'Mister K Petites et grandes affaires de Daniel Kretinsky' (Mister K. Pequeños y grandes negocios de Daniel Kretinsky) define su reputación como la de un hombre discreto y misterioso, que se muestra poco, habla poco, pero actúa rápido. Su visión política le acerca al partido liberal-conservador checo y a Mirek Topolánek, el exprimer ministro de este partido. Un hombre de derechas, previsiblemente orientado hacia el mercado libre y común, aunque crítico con la libertad que Europa deja a las grandes empresas de tecnología estadounidenses, por ejemplo, y tal y como refleja Lefilliatre en una entrevista sobre su obra.

Doctorado en derecho por la Universidad Masaryk, lugar de trabajo de sus padres, Mojmir Kretinsky y Michaela Zidlicka -ella exjueza del Tribunal Constitucional- sus primeros pasos en el mundo de las finanzas se dieron en el grupo financiero eslovaco J&T. Un holding multinacional, cuya inversión se centra en el sector energético, financiero, inmobiliario y de la comunicación presentes principalmente en los mercados de Rusia y Europa del Este. Poco después de su inmersión en la sociedad, trabajaría codo con codo con Patrik Tkac, fundador  junto con Ivan Jakabovic del grupo inversor -de ahí el nombre, J&T- que daría vida al holding independiente EP Industries y el Energy and Industrial Holding, ambas propiedad de Kretinsky en la actualidad.

De abogado corporativo a líder de EPCG

Como abogado corporativo del grupo J&T, Kretinsky se hizo millonario desde muy joven, pero lo que le permitió llegar a la etapa de mayor riqueza fue el lanzamiento de la empresa energética EPH, que dirigió antes de convertirse en su propietario. Con más de 30 entidades activas en todos los agentes de la cadena energética, EPH incrementaba sus ventas durante el primer semestre de 2020 con 8,9 mil millones de euros frente a los 8,6 del ejercicio anterior. Un acuerdo clave para él fue la adquisición del gasoducto eslovaco Eustream en 2013, que le aportó varios cientos de millones de euros al año y medios para seguir invirtiendo.

Desde hace menos de un año, pertenece a la empresa paraguas que poseerá todas las participaciones estratégicas del magnate. EP Corporate Group es el holding de inversión de Daniel Kretinsky y su equipo directivo, con ingresos anuales de más de 10 mil millones de euros en energía, infraestructura y medios. Además de liderar el primer grupo de comunicación en su país, Czech Media Invest, hace apenas tres años adquirió de forma discreta, una importante participación en el diario Le Monde, en Francia, donde ya poseía el seminario de información Marianne y revistas como Elle, Télé 7 Jours o France Dimanche y que Lefilliatre vincula con un interés sentimental legado por sus padres tras pasar varios veranos en el país galo.

En el canal retail, el copropietario de Caprabo tiene participaciones en la alemana Metro y la británica Sainsbury's, con algo más del 3% de las acciones adquiridas por la sociedad Vesa Equity Investment Sarl en 2020. Poco antes,  ampliaba su control sobre el retailer francés Casino, elevando su participación hasta el 6,88% del capital. Su ambición abarca también el deporte, como inversor y presidente del Sparta de Praga checo, el club de fútbol más popular del país, del que es propietario junto con el Grupo J&T y otros accionistas desde 2004.

Archivado en:

Lo más leído
Destacados