Pásate al MODO AHORRO

Diez acusados y cien años de cárcel en el juicio por abuso sexual a menores tutelados en Euskadi

El próximo 26 de septiembre empieza la vista por un caso que afecta a la Diputación de Álava. Las víctimas del escándalo declararán a puerta cerrada

Agentes de la Ertzaintza comparecerán en la vista.
Agentes de la Ertzaintza comparecerán en la vista.

La Audiencia Provincial de Álava acogerá a partir del próximo 26 de septiembre el juicio por la prostitución de menores tutelados. Hay diez acusados para los que la Fiscalía pide penas de 100 años de cárcel en total por los delitos de corrupción de menores, abuso sexual, exhibición de pornografía ante menores de edad y delitos contra la salud pública. Este escándalo desvelado en 2016 afecta a la Diputación de Álava, que gestionaba el centro de Sansoheta (Vitoria) donde estaban internos los damnificados. 

Debido a la gravedad de los hechos, este caso conmocionó a la opinión pública del País Vasco cuando se desvelaron las primeras pesquisas policiales. Ahora, seis años después, un tribunal decidirá sobre el papel de los diez acusados en la presunta trama de prostitución de menores. 

Así será la vista

La vista estará compuesta por cinco sesiones que se celebrarán entre el citado 26 de septiembre y el 3 de octubre. En la primera sesión declararán los acusados por estos hechos. En la segunda y la tercera jornada del juicio será el momento de que hablen las víctimas del caso. Aunque ya son mayores de edad, declararán a puerta cerrada para preservar sus identidades.

Tal y como informa el Tribunal Superior de Justicia del País Vasco, la tercera sesión servirá para tomar declaración a los agentes de la Ertzaintza que investigaron el caso. Y la última jornada estará dedicada a las pruebas periciales y los informes finales de las partes

En su escrito de acusación, conocido ahora hace un año, la Fiscalía de Álava señalaba que los diez individuos que se sentarán en el banquillo pagaban por tener sexo con menores que estaban en el citado centro de la capital vitoriana. Un centro donde se acogía a menores que presentan problemas de comportamiento y cuya tutela había sido retirada a sus padres. Precisamente el primer detenido por el caso fue un psicólogo especializado en maltrato familiar.

Entre 14 y 17 años

Al desvelarse el escándalo, la entonces diputada foral de Servicios Sociales de Álava y actual consejera de Igualdad, Justicia y Políticas Sociales del Gobierno vasco, Beatriz Artolazabal, reveló que las víctimas, al menos cinco, tenían entre 14 y 17 años cua y estaban internas en el centro en régimen abierto cuando ocurrieron los hechos. Fue el propio director del centro de Sansoheta quien denunció los hechos ante la Ertzaintza. 

Una vez judicializado, el caso recayó sobre el Juzgado de Instrucción 2 de Vitoria, donde además de la Fiscalía se personaron como acusación la propia Diputación de Álava y la Asociación Clara Campoamor, especializada en la defensa de los derechos de menores y mujeres maltratadas. 

En una reciente entrevista la nueva Fiscal jefe de Álava, Carmen Cotelo, denunció la tardanza en juzgar un caso así y destacó la colaboración de la Diputación de Álava, que no tiene responsabilidad en el caso. 

 Tiempo después del escándalo, el centro de Sansoheta cerró sus puertas. Y ahora mismo se trabaja en su renovación para convertirlo en una residencia para personas con discapacidad intelectual. 

 

 

Destacados