Pásate al MODO AHORRO

Las diócesis vascas preparan una nueva recogida de testamentos vitales contra la eutanasia

Los obispados de Vitoria y Bilbao van a sumarse este mes a la recopilación de estos textos que empezó en verano la diócesis de San Sebastián, que ha recabado unos 700 documentos de este tipo entre sus feligreses

Sesión informativa sobre testamentos vitales en la parroquia de San Nicolás de Bari en Algorta (Getxo) / Diócesis de Bilbao
Sesión informativa sobre testamentos vitales en la parroquia de San Nicolás de Bari en Algorta (Getxo) / Diócesis de Bilbao

A comienzos de este verano, con la entrada en vigor de la ley de la eutanasia, la Conferencia Episcopal Española diseñó unos formularios modelo de testamentos vitales con el objetivo de recaudar estos documentos de voluntades anticipadas entre los feligreses de todo el país. Unos escritos que especifican la oposición a la eutanasia, que son recogidos en las propias parroquias y para los que la Iglesia catolica pone voluntarios que firman como testigos de esos testamentos vitales —estos documentos requieren para su validez de la presencia de tres testigos que no tengan parentesco de segundo grado con quien lo firma— que no requieren de ningún conocimiento de la familia del firmante. 

En una reunión mantenida durante el pasado mes de junio entre los tres obispos vascos y la consejera de Salud, Gotzone Sagardui, el episcopado de los tres territorios manifestó su intención de poner en marcha una campaña de recogida de esos formularios, que, como todo testamento vital, pasa a formar parte del historial clínico de los pacientes de Osakidetza que lo firman. Sin embargo, José Ignacio Munilla fue el único que decidió comenzar con esa campaña en su diócesis antes de que acabase el estío.

Hasta agosto, el obispado donostiarra había recogido 450 firmas y confiaba en que el ritmo de recogida de firmas aumentase tras el verano, cuando se suponía que muchos fieles volverían a las parroquias guipuzcoanas. Sin embargo, en estos últimos tres meses, sólo 250 personas más han firmado ese testamento vital, haciendo un total de 700 feligreses. 

El documento modelo propuesto por la Conferencia Episcopal Española recoge el deseo expreso de los pacientes de que no se les aplique “la prestación de ayuda a morir en ninguna de sus formas, sea la eutanasia o el suicidio médicamente asistido”. Asimismo, se piden los cuidados paliativos necesarios para mitigar el dolor y el sufrimiento al tiempo que se rechaza el ensañamiento terapéutico, pidiendo que no se prolongue “abusiva e irracionalmente” el proceso de muerte. 

Tras un arranque otoñal menos eficaz de lo que esperaban en la diócesis de San Sebastián, los obispados de Bilbao y Vitoria trabajan ya en la puesta en marcha de una nueva campaña de recogida de testamentos vitales contra la muerte asistida. Ambas sedes episcopales han confirmado a Crónica Vasca su intención de comenzar antes de que acabe el mes de noviembre.

"La etapa final de la vida se ha visto seriamente cuestionada tras la aprobación de la eutanasia"

En el caso de Bilbao, la diócesis vizcaína ya ha comenzado una serie de sesiones formativas en distintas parroquias de Bizkaia para los feligreses del territorio. La primera tuvo lugar el pasado 20 de octubre en la parroquia de San Nicolás de Bari en Algorta (Getxo) y a ella acudieron unas 30 personas, en su mayoría mujeres de edad avanzada. Posteriormente han tenido lugar otras dos sesiones en el episcopado de Joseba Segura. 

Al frente de las sesiones vizcaínas está el doctor Jacinto Bátiz, del Hospital San Juan de Dios de Santurtzi. Recientemente, el médico publicó un libro en el que abogaba por unos mejores cuidados paliativos frente a la eutanasia, cuya reciente ley ha “cuestionado seriamente” la etapa final de la vida de las personas según Bátiz. 

La diócesis de Vitoria todavía no ha comenzado esas sesiones informativas que han arrancado en Bilbao, pero fuentes del equipo de Juan Carlos Elizalde esperan comenzar pronto unas sesiones “muy didácticas” en las que, además de médicos como en Bilbao, se espera contar también con psicólogos y abogados. En las iglesias alavesas el objetivo es que se puedan comenzar a recoger testamentos vitales a mediados de este mes.

Archivado en:

Lo más leído
Destacados