Pásate al MODO AHORRO

Dos de las tres capitales vascas, entre las ciudades más caras para coger un taxi

Los taxistas han justificado tradicionalmente estos precios apoyándose en el precio de la licencia que en Euskadi oscila entre los 70.000 y los 220.000 euros

Imagen de archivo de un taxi. / EP
Imagen de archivo de un taxi. / EP

San Sebastián y Vitoria repiten como las ciudades españolas con las tarifas de taxi más caras, junto con Tarragona, según el estudio que Facua-Consumidores en Acción ha realizado comparando los precios de este servicio en un total de 56 ciudades españolas. El análisis de las tarifas vigentes en noviembre y diciembre de 2021, en cada uno de los recorridos considerados en el estudio, arroja que las diferencias entre ciudades llegan a alcanzar el 125%

El estudio compara sistemas tarifarios complejos y diferentes entre sí. Así, refleja que Donostia, segunda ciudad más cara, tiene la cuarta tarifa más barata por km recorrido en la tarifa diurna (0,73 euros), por ejemplo. Por ello, el estudio se basa en la simulación de nueve recorridos distintos en cada ciudad, a partir de los datos oficiales con las tarifas vigentes en 2021 en cada una de las ciudades incluidas. 

Tarragona es la ciudad, con 71 puntos (de un máximo de 90), donde el taxi es más caro. Le sigue San Sebastián con 69 puntos y Vitoria con 63. En el extremo opuesto Las Palmas de Gran Canaria donde es más barato. 

La carrera mínima diurna más cara también se la lleva una ciudad vasca, San Sebastián donde el precio está en 5,33 euros. Y al hablar de tarifa nocturna, Donostia también aparece en top como la segunda más cara por detrás de Malaga por 6,18 euros. De media, la carrera mínima los días laborables en horario diurno cuesta 3,50 euros, por lo que la capital gipuzcuana está notablemente por encima de esa media. 

Los taxistas han justificado tradicionalmente estos precios apoyándose en el precio de la licencia. El precio de una licencia de taxi en las capitales vascas oscila ahora mismo entre 70.000 y 220.000 euros. El numero de nuevas licencias en los últimos tres años apenas roza la veintena. A lo que se suma actualmente los problemas para el traspaso de las ya existentes, muchas en venta por jubilación. En Bilbao, con 774 licencias, hay 50 personas esperando a jubilarse. En Vitoria circulan 194 taxis y 38 personas quieren dejarlo por acercarse a la edad, mientras que en San Sebastián hay 308 taxistas de los que unos 40 años son jubilables.

Lo que Facua reclama un año más es que las tarifas de los taxis dejen de incluir suplementos o precios fijos para los recorridos con origen o destino en lugares como estaciones de autobuses, trenes, puertos o aeropuertos, dado que no existe un cambio en la prestación del servicio que justifique el incremento de los precios. La asociación recuerda que se trata de puntos de afluencia regular, por lo que la existencia de suplementos injustificados resulta perjudicial para los usuarios que acuden a estos lugares.

Asimismo, la asociación critica la aplicación de tarifas especiales durante determinados horarios del fin de semana, bien a través de un suplemento o con una tarifa específica, como ocurre en las tres capitales de provincia vascas, Bilbao, San Sebastián y Vitoria. 

Los taxis, abocados a modernizarse

La llegada de empresas como Uber o Cabify fuerza a los taxis a modernizarse y adaptarse a las nuevas circunstancias para poder competir con ellas. El sector del taxi fue uno de los muchos perjudicados por la pandemia. El cierre de la hostelería, el toque de queda y el descenso general de movilidad no beneficiaron a los aproximadamente 2.199 taxis que operan en Euskadi, según los últimos datos de 2019 procedentes de Statista. Este sector ha visto en la digitalización la única vía posible y con ella puede que llegen una estandarización en los precios. 

Radio Taxi Vitoria ya tiene operativa su app​. Los taxistas vitorianos llevaban ya tiempo detrás de esta idea que aún no había despegado por algunas problemas con la pasarela de pagos. Problemas que ya han solventado y '1Taxi!' ya es una realidad y los usuarios ya están realizando los primeros viajes gracias a ella. Donosti tiene la misma plataforma para este servicio y Bilbao también trabaja en la suya, aunque será diferente.

La aplicación no traerá diferencias en las tarifas habituales de los taxis de la capital alavesa, sujetas a la regulación con el Gobierno vasco y con el Ayuntamiento de Vitoria. Unas tarifas que un año más vuelven a ser de las más caras del país.  Al solicitar una carrera, el cliente dispone de una calculadora de precio que prácticamente no varía del precio final, como mucho 20 o 30 céntimos. 

En el caso de Bilbao, ya están diseñando una 'app' para lograr competir con Uber. El Presupuesto municipal reserva 410.000 euros para esta iniciativa que ya se presentó en agosto de 2018, antes de que la multinacional llegase a la ciudad. 

Destacados