Pásate al MODO AHORRO

Educación fijará un máximo de alumnado "vulnerable" por aula para frenar la segregación escolar

El consejero Jokin Bildarratz ha presentado el cronograma para cumplir con el pacto educativo que incluye 43 actuaciones concretas

Una mujer dando clase en un centro educativo. / EP
Una mujer dando clase en un centro educativo. / EP

Euskadi mira al próximo curso 2022-2023 y busca poner coto a la segreción en las aulas. El Departamento de Educación fijará una "proporción máxima" de alumnado "vulnerable" por clase y establecerá una "reserva de plazas" para estos en el proceso de matriculación en los centros de enseñanza, en cumplimiento de las medidas contempladas en el pacto educativo para hacer frente a la segregación escolar por origen socio económico.

Estos requisitos se recogen en la nueva normativa de planificación en la que trabaja el departamento de cara al próximo curso y han sido adelantados este lunes por el consejero de este área, Jokin Bildarratz, en una comparecencia a petición propia en comisión parlamentaria en la que ha dado a conocer el cronograma de actuaciones para cumplir el pacto educativo que servirá de base para la nueva Ley de Educación. Han identificado 43 actuaciones concretas relacionadas con la planificación, la participación, la equidad, las políticas contra la segregación y la transformación pedagógica.

Medidas para atajar la segregación escolar

Entre las primeras acciones a llevar a cabo se sitúa la renovación de los conciertos educativos en base a un nuevo marco que junto con la nueva planificación escolar tenga como objetivo "fomentar una escolarización equilibrada en igualdad de condiciones de todo el alumnado". Para el próximo curso se establecerá una "reserva de plazas para el alumnado vulnerable en el nivel del salida" fijando una "proporción máxima" de este tipo de alumnado por aula.

Según recoge Efe, el objetivo es que el sistema de matriculación, para el que el segundo semestre de 2024 se crearán oficinas municipales en las que hacer este proceso, asegure "la equidad, fomentando dinámicas más inclusivas". Esta actuación incluye, según ha dicho, la aplicación de una discriminación positiva para este alumnado en los baremos de admisión.

Estos pasos se incluyen en las medidas para atajar la segregación escolar por motivos económicos y sociales, sobre la que el Departamento está elaborando un diagnóstico con propuestas concretas que presentará en el Parlamento durante el último semestre de este año.

La concertada y la jornada escolar

De cara a asegurar la gratuidad de los centros concertados, el Departamento calculará el coste de una plaza escolar y activará los mecanismos de control para que "quede erradicada toda práctica abierta o encubierta de cobro de cuotas por la enseñanza". Se llevarán a cabo auditorías en estos centros, una acción que se pondrá en marcha en el último cuatrimestre de 2022.

El consejero ha zanjado el debate en torno a la jornada escolar y ha dejado claro que se va a "consolidar" la jornada partida con una apuesta por una "jornada a tiempo completo" que, además de ser la que "más oportunidades brinda al alumnado más vulnerable", también "exige un mayor tiempo de permanencia del profesorado en la escuela".

De cara a la transformación pedagógica, el cronograma incluye el desarrollo de un Plan de Digitalización (segundo trimestre de 2022), un marco de educación plurilingüe (primer trimestre 2023 ), reformular los decretos curriculares (segundo trimestre 2023 ), un Plan de Transformación Educativa ( segundo trimestre 2023 ) y crear el Instituto para el Aprendizaje del Euskera (2º trimestre 2024). 

Archivado en:

Destacados