Pásate al MODO AHORRO

ErNE gana las elecciones en la Ertzaintza con el 35,5% de los votos

Esan, Euspel y SIPE refuerzan su presencia en la policía vasca mientras ELA pierde la mitad de sus delegados

ErNe vuelve a ser el sindicato predominante en la Ertzaintza, aunque Esan recorta distancias / EP
ErNe vuelve a ser el sindicato predominante en la Ertzaintza, aunque Esan recorta distancias / EP

ErNe ha ganado las elecciones sindicales celebradas este jueves entre los agentes de la Ertzaintza con el 35,5% de los votos, seguido de ESAN, con el 32,3%, Euspel (12,9%), SIPE (9,8%), y ELA (7,8%). En relación con los resultados de las elecciones anteriores, ErNE ha perdido 3,2 puntos de respaldo electoral y dos representantes, al pasar de 24 a 22, y ESAN ha crecido en más de cuatro puntos y en dos representantes, al alcanzar los 20.

Euspel, con 10 representantes (3,4 puntos y tres representantes más), ha adelantado a ELA, que pasa de 9 a 4 delegados y pierde casi cinco puntos porcentuales de respaldo electoral, mientras que SIPE también aumenta su presencia con un aumento de 2,3 puntos y pasa de 5 a 7 representantes.

Un total de 7.519 agentes de la Ertzaintza estaban llamados a las urnas para elegir a 63 representantes sindicales, 26 de ellos por Bizkaia, 20 por Gipuzkoa y 17 por Álava. De ellos, un total de 5.003 (66,5 %) ejercieron el voto anticipado, cuyo plazo se cerró el miércoles, y el resto han podido votar desde las 9:00 hasta las 18:00 horas de este jueves.

Tras hacerse públicos los resultados, ErNE ha difundido un comunicado en el que destaca que su victoria se ha producido "a pesar de toda la estrategia desplegada" por el consejero de Seguridad, Josu Erkoreka, "que pretendía un vuelco sindical en la Ertzaintza". Según el sindicato, el colectivo de la Ertzaintza, con su voto, ha demostrado a Erkoreka "su rechazo absoluto a la estrategia de ningunear al sindicato mayoritario".

Aún así, tiende la mano a Erkoreka para que "haya una interlocución fluida con el fin de conseguir todas aquellas mejoras laborales pendientes en la Ertzaintza desde hace ya demasiado tiempo". "Seguiremos potenciando el diálogo y la negociación como estrategia básica en la interlocución con los representantes de la Consejería de Seguridad, pero de no producirse un cambio radical en dicha interlocución nos tendrán enfrente", concluye el sindicato mayoritario de la Ertzaintza.

Por su parte, SIPE ha expresado su satisfacción por el resultado y ha anunciado que “la carrera profesional, la mejora de las condiciones laborales o la igualdad con otros funcionarios" serán algunos de sus "caballos de batalla" en la Mesa de la Ertzaintza. ELA ha señalado que va a seguir trabajando "aún con más fuerza si cabe, para la mejora de las condiciones de vida y de trabajo de las y los ertzainas".

Los objetivos de este sindicato serán "recuperar el derecho a la negociación colectiva y revertir todos los recortes sufridos en los últimos años" y "defender un modelo de policía concreto, de cercanía, preventiva y comprometido con los derechos fundamentales de toda la ciudadanía".

Erne ha mantenido durante los últimos años una estrategia reivindicativa frente al departamento de Seguridad y ha apostado por la movilización, en unidad de acción con Euspel, para denunciar que los ertzainas sufren "discriminación laboral y salarial" respecto a otros funcionarios vascos. Por su parte, Esan firmó en solitario en junio pasado con el departamento de Seguridad un acuerdo para la carrera profesional de los ertzainas, que fue rechazado por el resto de los sindicatos.

Archivado en:

Destacados