Pásate al MODO AHORRO

La Ertzaintza alerta de los robos a mayores a través del “abrazo solidario”

Este método es una técnica de hurto llevada a cabo habitualmente por mujeres que consiste en aproximarse a la víctima para robarle los objetos de valor que lleva puestos

Patrulla policial /EP
Patrulla policial /EP

El verano no da tregua a los robos. Los “abrazos solidarios” o “cariñosos” son ahora el nuevo método de hurto del que alertan la Ertzaintza y las policías locales. Se trata de una técnica, llevada a cabo habitualmente por mujeres, que consiste en aproximarse a una víctima  potencial, normalmente elegida por ser de edad avanzada y no estar acompañada para robarle los objetos de valor que lleva en los brazos o las muñecas: collares, pulseras, relojes o cualquier  otro tipo de objeto de valor. 

Los  ladrones tratan de  embaucar a la víctima mediante saludos efusivos, aparentando que le conocen, solicitando información de cualquier tipo e incluso ofreciéndoles favores sexuales. Mientras llevan a cabo esta conversación de distracción, les agarran de manos y brazos o les abrazan para quitarles los objetos de valor que llevan. Los lugares más habituales donde se producen este tipo de hurtos son las calles comerciales, parques, alrededores de residencias o iglesias, geriátricos, centros sanitarios, interiores de portales y ascensores. 

Los asaltantes son el último eslabón de grupos criminales con origen en Europa del Este que operan de manera organizada y que cambian de ubicación periódicamente. Estos, están siempre escoltadas por un vehículo, normalmente conducido por un varón de la misma nacionalidad, que les sigue de cerca para que, en el caso de que el intento de hurto sea fallido o la víctima note que le quieren robar la mujer pueda subir al vehículo y huir del lugar.

Recomendaciones

El departamento de seguridad ha lanzado una serie de medidas preventivas para prevenir estos robos: 

  • Evitar hacer ostentación innecesaria de joyas y relojes de alto valor económico en la vía pública.

  • Desconfiar de las personas desconocidas que invadan nuestro espacio personal, especialmente si se muestran excesivamente efusivas y cariñosas.

  • No transitar en solitario (en la medida de lo posible) por los lugares habituales en los que se dan este tipo de hurtos.

  • Llevar  a cabo una revisión de los cierres de collares, pulseras y relojes y agregar un cierre o enganche suplementario.

En el caso de sufrir un asalto de este tipo o ser testigo de ello, llamar inmediatamente al 112 para poder aportar datos sobre el aspecto físico de la persona sospechosa. Además, se recomiendo guardar fotografías de los objetos  de mayor valor para que si alguno de ellos es sustraído se pueda presentar al hacer la denuncia.

 

Lo más leído
Destacados