Pásate al MODO AHORRO

El 'poteo' regresa a Euskadi con mascarilla

Euskadi pone fin a la emergencia sanitaria y suprime el grueso de las restricciones salvo la mascarilla obligatoria y el aforo al 80% en grandes eventos en espacios cerrados

Varios clientes consumiendo en la barra de un bar en Euskadi. / EFE
Varios clientes consumiendo en la barra de un bar en Euskadi. / EFE

Euskadi pone fin a la emergencia sanitaria. Lo que anunciaba hace unos días el lehendakari hoy se materializa en la última reunión del LABI que elimina el grueso de las restricciones activas hasta el momento. La hostelería queda exenta de las limitaciones de aforo y podrá por fin abrir al 100% y recuperar el consumo en barra. De igual manera, se eliminan los limites para las reuniones de personas que hasta el momento estaban en 8 personas en interiores y 12 en exteriores. En cuanto a los horarios, el tope de las 3 de mañana desaparece para el ocio nocturno. La mascarilla seguirá siendo obligatoria en interiores y en exteriores cuando no se pueda guardar la distancia de seguridad. Todas estos cambios llegarán el próximo jueves.

Sin embargo, desde el Gobierno vasco insisten en que no hay que olvidar que el virus sigue presente, por lo que mantiene alguna de las medidas para grandes aglomeraciones de personas. Se mantiene la limitación del 80% de aforo en eventos que se desarrollen en espacios cerrados en recintos con capacidad superior a las 5.000 personas. Por tanto, los estadios de futbol sí volverán a estar al 100%, como reclamaba LaLiga, pero el baloncesto aún se limitará al 80%.

Los últimos datos dan continuidad al descenso continuado y estable que muestra la pandemia desde hace dos meses. La pasada jornada se notificaron 92 nuevos casos con una positividad del 1,7% en las 5.327 pruebas analizadas a lo largo del domingo. La curva sigue bajando, aunque lo hace cada vez a un ritmo menor por el reducido número de positivos que se detectan cada jornada. Una consecuencia de esta ralentización de la caída es que en los últimos tres días la incidencia acumulada apenas ha disminuido punto y medio. Hoy se sitúa en 62,05, a un paso de los 60 fijados como cifra que prácticamente certifica el final de la etapa pandémica.

No obstante, la meta de los 60 puntos está muy cerca para el conjunto de la comunidad. Álava, con 57 puntos, y Bizkaia, con 58, ya la han pasado y solo queda por encima Gipuzkoa con 68.

El portavoz del Ejecutivo, Bingen Zupiria, ha destacado esta mañana que en Euskadi la mayor parte de los objetivos marcados se han cumplido y, por tanto, es momento de tomar nuevas decisiones y de dar un paso adelante "hacia la normalidad". Así lo certifica la última reunión del LABI que ha decidido estos cambios en las restricciones para dar a los vascos una sensación de vuelta 'total' a la normalidad.

Tras la última reunión del LABI, el lehendakari Urkullu ha dicho que la respuesta vasca a la pandemia es equiparable a la de los países "más avanzados del mundo" y ha citado que la "inmensa mayoría de la sociedad ha actuado con responsabilidad y compromiso" y que Euskadi se sitúa "en el grupo de cabeza" en vacunación. Ha destacado que en la comunidad autónoma se han hecho "más test" que en otras comunidades, ha habido "menos personas hospitalizadas e ingresadas en UCI" y el incremento de fallecidos en el periodo covid "ha sido inferior" al del entorno.

Además, se han aplicado "menos medidas limitativas" en la cultura (abierta desde el 1 de junio), la hostelería (con 34 días de cierre), comercio (abierto desde que se levantó el confinamiento) y educación (con el 99 % de las aulas con presencialidad), y se han destinado 5.147 millones de euros extraordinarios a los sectores afectados.

Hasta este martes, se han celebrado 34 reuniones del consejo asesor de este plan y se han aprobado 20 decretos con las medidas restrictivas que, en función de la evolución de la pandemia, se consideraban necesarias para controlar su propagación.

Lo más leído
Destacados