Pásate al MODO AHORRO

Euskadi pone fin a la emergencia sanitaria y elimina todas las restricciones

La última reunión del LABI ha suprimido todas las medidas vigentes incluídas las que afectaban a la hostelería y el ocio nocturno

Zuriñe Gómez Camacho

Zuriñe Gómez Camacho | José Manuel Navarro

Un local de ocio nocturno. / EP
Un local de ocio nocturno. / EP

Por tercera vez desde el comienzo de la pandemia, Euskadi vuelve a poner fin a la emergencia sanitaria y lo hace eliminando todas las restricciones autónomicas, manteniendo solo las acordadas por el Consejo Interterritorial de Sanidad. Desde este próximo lunes, 14 de febrero, el País Vasco recupera, por tanto, buena parte de la normalidad. La hostelería, la cultura y el ocio nocturno dejará de tener limitaciones de aforo o de horarios a excepción de los campos de fútbol y las canchas de baloncesto. Así lo ha acordado este jueves el Consejo Asesor del LABI, presidido por el lehendakari, antes de disolverse con el fin de la emergencia sanitaria.

La supresión de las restricciones llega en un momento en el que las dosis de recuerdo y "la inmunidad natural obtenidad como consecuencia del contagio masivo que ha supuesto la sexta ola" reducen los riesgos junto al retroceso de la variante ómicron según el lehendakari Urkullu. El presidente autonómico ha asegurado que los indicadores, además, "prevén que la situación siga mejorando en las próximas semanas". "No podemos seguir permanentemente en emergencia sanitaria", ha subrayado Urkullu. Ahora, por tanto, el Gobierno vasco considera que se puede lidiar con la situación sin tener convocado al LABI y la emergencia sanitaria activada.

Esta supresión de las restricciones se enmarca en un contexto en el que, en opinión del Ejecutivo autonómico, la situación es "más clara y positiva" que hace dos semanas, cuando el LABI optó por prorrogar las medidas ante la incertidumbre del retroceso del virus. En ese último encuentro, el pasado 28 de enero, el LABI apostaba por mantener las restricciones que estaban en vigor durante dos semanas más, hasta este domingo, con el fin de asegurarse del retroceso de la sexta ola.

La decisión llega en el mismo día en el que el uso de mascarilla en exteriores ha dejado de ser obligatorio en todo el país. A raíz de esto, los departamentos de Educación y de Salud han decidido suprimir también esta medida para los patios escolares. El consejero de Educación del Gobierno vasco, Jokin Bildarratz, ya adelantaba hace unos días que este momento "es más propicio" para relajar restricciones sanitarias en los centros educativos y que "todo lo que se pueda flexibilizar se flexibilizará", después de escuchar a los técnicos. Y finalmente, así ha sido.

Sin embargo, no todo se ha flexibilizado aún en los colegios vascos. Bildarratz ha afirmado que habrá que esperar a observar la evolución de la próxima semana para ver si es posible suprimir los grupos burbuja en los centros escolares, después de quitar la mascarilla en los patios y de haber vuelto a la situación anterior a las Navidades en lo que a las actividades extraescolares se refiere.

Los últimos datos registrados de la pandemia sustentan la decisión de eliminar todas las restricciones. La tasa de incidencia acumulada se sitúa 1.916,97, lo que supone 553 puntos menos que el lunes. También han descendido los pacientes con coronavirus ingresados en planta a 375, más de un centenar menos que hace cuatro días, y los que se mantienen en las UCI a 81, diez menos.

Archivado en:

Destacados