Pásate al MODO AHORRO

Euskadi sale de la emergencia sanitaria sin protocolos actualizados para los colegios y residencias

Jonan Fernández ha asegurado que "todavía no es tiempo de excesos, sino de contención", y si la situación empeora, se implantarán medidas

Aula de un colegio vasco/ EP
Aula de un colegio vasco/ EP

La emergencia sanitaria ha terminado en Euskadi, y el Gobierno vasco aun no tiene unos protocolos actualizados para afrontar la nueva situación en los centros escolares y en las residencias. El grueso de las restricciones desaparecerán mañana, a excepción de la mascarilla y aforo del 80% en grandes eventos cerrados, y todavía se desconoce cómo quedará la situación en los colegios y en las residencias de mayores. El hasta ahora coordinador general de la comisión científico-técnica del LABI, Jonan Fernández, ha afirmado que en próximos días se actualizarán dichos protocolo en los centros educativos y se estudia adecuarlo también en residencias.

Fernández ha señalado que esta semana el Departamento de Educación y el de Salud trabajan "a fondo" para actualizar el protocolo en los centros educativos en cuestión de días. En cuanto a las residencias, las tres diputaciones trabajando con la consejería de Gotzone Sagardui para adecuar los protocolos a la nueva situación. En cuanto a los bares, no se podrá consumir en la calle.

Asimismo, ha augurado que en los próximos meses el comportamiento del virus "no responderá tanto a una transmisión comunitaria descontrolada como a una transmisión por pequeños brotes". Por ello, en situaciones de riesgo la mascarilla "es una buena protección".

El consejero de Educación, Jokin Bildarratz, ya ha concretado que lo centros escolares vascos suavizarán a partir del próximo lunes las medidas contra la covid-19 con un nuevo protocolo que ya está casi ultimado y que irá en línea con las restricciones que quedarán vigentes en Euskadi, donde la mascarilla seguirá siendo obligatoria en interiores. Bildarratz se ha comprometido a enviar esta misma semana a los centros escolares el nuevo protocolo cuyos últimos "flecos" espera "cerrar" entre hoy y mañana con el Departamento de Salud.

Reducir los botellones

Fernández ha reconocido que no se sabe si la apertura total de bares y discotecas pueda reducir los botellones y se verá en las próximas semanas. En todo caso, ha realizado un llamamiento a "un comportamiento cívico y responsable".

En su opinión, hay que "evitar este tipo de actitudes, que no hacen nada más que poner en riesgo la salud pública y personas". En cuanto a la apertura de las lonjas juvenil, que en un principio condicionaron a la vacunación, ha señalado que se ha considerado el momento de "poner fin a todas las restricciones en vigor en el último decreto".

El ex coordinador de la mesa técnica del LABI ha advertido de que, "si surge algún imprevisto", habría que implantar nuevas medidas preventivas, e incluso volver al escenario de emergencia sanitaria". "Somos transparentes. Decimos que no las tenemos todas con nosotros, que no tenemos seguridad de que esto haya acabado, que hay factores imprevistos e inciertos, y podría darse el caso de que, si las cosas empeoran, tuvieramos que volver a adoptar medidas", ha destacado.

Lo más leído
Destacados