Pásate al MODO AHORRO

Euskadi se divorcia poco

Euskadi tiene la tercera tasa más baja de disoluciones matrimoniales según los datos recogidos por el servicio de Estadística del Consejo General del Poder Judicial

Anillo compromiso. / EP
Anillo compromiso. / EP

Euskadi presenta la tercera tasa más baja de España de demandas de disoluciones matrimoniales, con 46,9 peticiones por cada 100.000 habitantes, solo superada por Castilla y León, con 43,5 demandas, y Aragón, con 45,3 solicitudes.

Las demandas de disolución matrimonial tramitadas en los órganos judiciales aumentaron un 62,2% en el segundo trimestre de 2021, tras el descenso histórico causado por la pandemia en 2020. En el mismo periodo del pasado año, las demandas bajaron un 42%.

Pese al incremento interanual registrado en lo que va de año, todos los tipos de disolución matrimonial han descendido con respecto a los datos de 2019, previos a la crisis sanitaria.

Según los datos recogidos por el servicio de Estadística del Consejo General del Poder Judicial, el número total de demandas de disolución matrimonial presentadas entre marzo y junio de este año fue de 26.752, un 62,2% más que en el mismo periodo de 2020. Comparando con el total de demandas de este tipo presentadas durante el segundo trimestre de 2019 (28.477), la cifra muestra un descenso del 6%.

Este mismo comportamiento se registra si se realiza el análisis de cada tipo de demanda por separado: las 15.935 demandas de divorcio consensuado presentadas en el segundo trimestre de 2021 son un 66,8% más que las presentadas en el mismo trimestre de 2020; y las 9.754 demandas de divorcio no consensuado representan un 55,7% más.

Por lo que respecta a las demandas de separación, las consensuadas, de las que se han presentado 741, han aumentado un 66,1% respecto al mismo trimestre de 2020 y las 306 no consensuadas representan un 43% más que las presentadas hace un año.

Respecto al segundo trimestre de 2019, se registra un descenso del 2,9% para los divorcios consensuados; del 10,3% para los no consensuados; del 10,9% para las separaciones consensuadas y del 16,6% para las no consensuadas. El número de demandas de nulidad, 16, son tres menos que las presentadas en el segundo trimestre de 2020 y 8 menos que hace dos años.

Por comunidades autónomas, Canarias, Baleares y Comunidad Valenciana encabezan la lista de territorios que superaron la media nacional, que fue de 56,5 demandas por cada 100.000 habitantes. Por el contrario, las tasas más bajas se dieron en Castilla y León, con 43,5; Aragón, con 45,3; y País Vasco, con 46,9.

En Cantabria la tasa fue de 60,6 demandas por cada 100.000 habitantes y en Murcia de 61,8; en Andalucía 59; en Madrid 56,9; en Cataluña 56,1; Castilla-La Mancha 56; en Asturias de 55,6; en La Rioja 52,3; Extremadura 50,9% y en La Navarra 47,8%.

Respecto a las demandas de modificación de medidas, el incremento interanual ha sido todavía más acusado que el observado en las demandas de disolución. Este tipo de demandas consensuadas, de las que se han presentado 3.681, se han incrementado un 99,4 por ciento respecto al segundo trimestre de 2020, y las demandas de modificación de medidas no consensuadas, 9.002, han aumentado un 53,1%.

Las modificaciones de medidas de guarda, custodia y alimentos de hijos no matrimoniales consensuadas, 7.084, han tenido un incremento interanual del 100 por ciento, y las no consensuadas, 7.261, de un 65,5 por ciento.

Destacados